Faltan naftas: las petroleras buscan reducir la escasez y el fin del congelamiento inicia la batalla de precios

El desabastecimiento de combustibles sigue promoviendo medidas desesperadas para paliar el escenario de escasez. En ese sentido, las petroleras continúan moviendo las piezas y desde el fin de semana a esta parte concretaron el arribo de 5 barcos cargados con productos. Para el primer tramo del mes de noviembre, las compañías tienen previsto sumar otras tres embarcaciones, lo cual reduciría prácticamente al mínimo la situación de faltantes. Mientras tanto, el Gobierno se prepara para afrontar otro frente de batalla: el congelamiento vigente vence por estas horas. Y tanto las compañías como los empresarios del expendio demandan subas de al menos un 30 por ciento, variación que el oficialismo no estaría dispuesto a convalidar y menos aún en una instancia electoral.

El pedido de subas es una constante del sector de los combustibles, pero las demandas se intensificaron en los últimos días y con el desabastecimiento de fondo. Productoras y comercializadores aseguran que la aceleración del índice inflacionario juega en contra de los costos del sector, que además en buena proporción se encuentran dolarizados.

En torno a organizaciones como CECHA, la confederación que integra a los empresarios del expendio, señalan que la situación de las estaciones de servicios se agravó a partir de la incidencia de variables como las paritarias del segmento.

Desde otras entidades como la Cámara de Empresarios de Combustibles se indicó que el congelamiento viene siendo "una política equivocada" y se remarcó que "el desabastecimiento en las estaciones de servicio está generado por el atraso en los precios que complican la situación". Los expendedores piden subas de al menos un 30 por ciento.

Naftas: entre el faltante y los pedidos de aumento

Gabriel Bornoroni, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (FECAC), afirmó que el estado actual de la comercialización naftas no hacen más que exhibir un "problema crónico" de la Argentina.

"Hace años que tenemos continuamente ciclos de desabastecimiento o problemas de stock que se solucionan con parches o medidas de urgencia y que nunca son abordados de forma estructural. No hay políticas a largo plazo ni mirada estructural", dijo.

El desabastecimiento se intensificó en buena parte del interior.
El desabastecimiento se intensificó en buena parte del interior.

El desabastecimiento se intensificó en buena parte del interior.

"En esta oportunidad, hace más de cuatro meses que la provisión de combustible a las estaciones de servicio por parte de las empresas petroleras viene presentando problemas derivados de ciertos déficits que el sector tiene a causa de la situación macroeconómica, especialmente por la falta de divisas para financiar ese 20 por ciento de combustible que nuestro país sigue importando", argumentó.

Del lado de las petroleras, las compañías mantienen pedidos de alza que se ubican entre el 25 y el 30 por ciento. Sin embargo, y dado el contexto electoral, el Gobierno no avalaría un incremento tan fuerte y, por el contrario, propondría un aumento de un dígito a renegociar post balotaje.

"La estrategia de Sergio Massa y su equipo es pasar esta instancia de desabastecimiento, aplicar un ajuste y luego cerrar el año con otro guiño a las empresas según lo que ocurra en el balotaje, por supuesto. A modo de compensación, el Gobierno no aplicaría impuestos que corresponde a estas semanas, como es el caso del que concierne a los combustibles líquidos", confió a iProfesional una fuente ligada al expendio.

En concreto, el congelamiento que concluye en este día final de octubre se prolongaría por el lapso de un mes más aunque, claro, con destino final sujeto a lo que pueda ocurrir en los comicios que vienen.

Las petroleras suman más barcos

Alineadas con los pedidos de Massa, que amenazó con cortar las exportaciones si no se normalizaba la disponibilidad de naftas, las petroleras intensificaron la adquisición de cargamentos de combustibles para terminar con los faltantes.

En esa dirección, YPF, Raizen –licenciataria en el país de la marca Shell–, Trafigura –Puma–, y Axion presentaron a Flavia Royón, al frente de la Secretaría de Energía, un plan de acción orientado a incrementar el stock en las estaciones de servicio.

Las petroleras adquirieron más cargamentos para paliar la escasez de combustibles.
Las petroleras adquirieron más cargamentos para paliar la escasez de combustibles.

Las petroleras adquirieron más cargamentos para paliar la escasez de combustibles.

"… arbitramos todos los medios para acelerar la descarga de barcos con combustible importado que, como sucede todos los años, suplementa la producción local. Durante este fin de semana se descargaron tres barcos con nafta y diésel", indicaron las compañías a través de un comunicado al que accedió este medio.

"También, se sumaron dos embarques, que no estaban en la planificación original, los que comenzarán a descargarse entre hoy y mañana. Se prevén tres barcos más que permitirán normalizar la situación de stocks estratégicos de combustibles", añadieron.

En simultáneo, las petroleras informaron que, en términos de logística, el segmento estableció "un esquema especial que permitirá aprovechar al máximo el potencial del sistema que cuenta con más de 4.000 unidades. Esto permitirá incrementar aproximadamente entre un 10 y un 15 por ciento la oferta habitual hasta alcanzar la normalidad operativa".

"A partir de las medidas implementadas desde el fin de semana, observamos una atenuación en la demanda en las estaciones, en las que se registró un pico totalmente excepcional de consumo. Hoy los niveles de demanda están convergiendo a volúmenes habituales, situación que ayudará al sistema a recomponerse con mayor velocidad", concluyeron las petroleras.