Anuncios

La exposición excesiva a los rayos UV del Sol puede causar cáncer, no es inofensiva

Instituciones como la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos advierten que la exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV) emitidos por el Sol causa la mayoría de los casos de cáncer de piel. Sin embargo, más de 1.300 usuarios en redes sociales afirman que “el sol no causa cáncer” en base a un video de un nutricionista. Pero esto es falso. Especialistas explicaron que es fundamental utilizar fotoprotectores para prevenir la enfermedad y que el bronceado o el colorado en la piel es una respuesta de defensa.

“El sol no causa cáncer” se lee en una publicación en Facebook junto a un video donde un hombre identificado como “doctor en nutrición humana” afirma: “El sol no causa cáncer, nunca lo ha causado y nunca lo causará”. La grabación también circula en X, TikTok y Telegram.

<span>Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 24 de octubre de 2023</span>
Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 24 de octubre de 2023

Al inicio del video, se identifica al hombre que habla en la secuencia como “Dr. Guillermo Rodriguez Navarrete, doctor en nutrición humana”. En el fragmento viral, de un minuto de duración, él sustenta su afirmación a través de una comparación entre personas y animales pues, según dice, “si uno tiene lo que se llama callo solar, uno puede recibir todo ese sol sin problema como todos los animales de la Tierra. No hay un solo animal sobre la faz de la Tierra al cual el Sol le haga daño”.

Al respecto, Leandro Daniel Palma, médico especialista jerarquizado en Dermatología y docente de la cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina, dijo a AFP Factual que “el callo solar no existe y de ninguna forma tiene sustento científico”. Y explicó: “Entiendo hace referencia a algún grado de ‘acostumbramiento’ o ‘tolerancia’ a la radiación, que no es verdad de ninguna forma”.

En la grabación, Navarrete también hace una analogía entre el limón y las heridas, diciendo que el jugo de limón daña la piel solo si esta tiene un corte, argumentando así que “el sol no produce cáncer” a menos que la piel esté lastimada.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte en su sitio web que “los cánceres de piel están causados principalmente por la exposición a la radiación ultravioleta, ya sea del sol o de fuentes artificiales como las camas de bronceado”.

María Florencia Cuadros, oncóloga clínica especialista en tumores de piel de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), afirmó a AFP Factual que está comprobado que el sol, por su radiación ultravioleta, daña la piel de muchas formas. “Dentro de los daños que produce están los tumores de piel”, agregó.

Además, Palma dijo que la radiación UV “es responsable de la producción de cáncer de piel, que es el tipo de cáncer más frecuente en el ser humano”. Explicó que exponerse de manera continua a las radiaciones UV genera una alteración en el ADN de las células y esto provoca que comiencen a reproducirse “sin control", volviéndose “inmortales”. Esto desemboca en una pérdida en los mecanismos de control y reparación de las células que cumplen el rol de protección.

Hay distintos cánceres de piel, pero el más peligroso es el melanoma. Según la Sociedad Americana contra el Cáncer este es un “tipo de cáncer de piel que se origina cuando los melanocitos (las células que dan a la piel su color bronceado o marrón) comienzan a crecer fuera de control”.

Además, explica en su página que la exposición a los rayos ultravioleta “es el factor de riesgo principal para la mayoría de los melanomas”.

La inflamación es consecuencia, no causa

En el video viral, Navarrete sostiene también que si una persona tiene un tajo en la mano y se le echa limón encima eso genera un ardor, pero el problema, según él, es el corte, no el limón. “Cuando tu tienes la piel inflamada y el sol te hace daño, el problema no está en el sol sino en algo que está pasando en tu piel”, afirma.

En relación a esto, Cuadros dijo: “La comparación con lo del limón no tiene ningún tipo de sentido”. Explicó que la “célula normal” tiene la capacidad de producir un pigmento que se llama “melanina”, encargada de generar el color de piel de cada persona. Cuando se expone al sol el “núcleo de la célula normal intenta defenderse y se produce bronceado o el colorado en la piel”.

Andrés Politi, dermatólogo y coordinador de la campaña nacional de prevención de cáncer de piel de la Sociedad Argentina de Dermatología, argumentó que el sol lastima no por cuenta de una inflamación, sino que la inflamación es una respuesta al daño anterior. “La radiación ultravioleta daña el ADN de la célula y en respuesta al daño viene la inflamación o el bronceado”, dijo a la AFP.

Prevención

Graciela Manzur, jefa de la división de Dermatología del Hospital de Clínicas José de San Martín, de la Universidad de Buenos Aires, aconseja siempre utilizar fotoprotectores aunque no se esté directamente expuesto al sol, ya que el reflejo de algunas superficies, como la arena, puede provocar daño en la piel aunque se esté bajo la sombra. “Los días nublados también pasa eso, aunque esté nublado, no sentimos el calor, pero sí la radiación va a pasar”, sostiene.

La Academia Estadounidense de Dermatología (AAD) recomienda el uso de protectores solares, destacando en su página que todos deben usarlos para prevenir el cáncer de piel. La recomendación cuenta con el respaldo de la OMS.

Se recomienda utilizar protector solar de amplio espectro, es decir, con protección contra los rayos UVB y UVA. Mientras que el término utilizado para referirse a la protección frente a los UVB es SPF (factor de protección solar), las siglas PPD indican el factor de protección frente a los rayos UVA.

En su página los CDC informan: “El índice UV pronostica la intensidad de los rayos UV todos los días. Si el índice UV es de 3 o más en su área, protéjase la piel de una exposición excesiva al sol”.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos advierte también que la exposición a la radiación UV causa el envejecimiento prematuro de la piel.

Referencias: