Oposición argentina se divide por polémico apoyo a Milei frente a balotaje

Candidata presidencial argentina Patricia Bullrich da conferencia de prensa en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 25 oct (Reuters) -La excandidata conservadora Patricia Bullrich, tercera en los comicios presidenciales argentinos del domingo, disparó el miércoles una crisis en su coalición opositora al respaldar al postulante ultraliberal Javier Milei en el balotaje de noviembre en el que enfrentará al peronista oficialista Sergio Massa.

La decisión de Bullrich, anunciada en cáracter personal, dejó al borde de la fractura a la poderosa alianza de centroderecha Juntos por el Cambio, hasta hace pocos meses favorita para ganar las elecciones en las que finalmente se impuso Massa.

En medio de una grave crisis económica, el candidato de la centroizquierda oficialista logró el domingo el 36,7% de los votos, frente al 30% de Milei y el 23,8% de Bullrich, que representa el ala más conservadora de su alianza.

"La mayoría de los argentinos eligió un cambio, nosotros representamos parte de ese cambio, tenemos la obligación de no ser neutrales. Creemos que hay que aunar fuerzas", dijo Bullrich en una conferencia de prensa en la que criticó con dureza a Massa, que es también el actual ministro de Economía.

Inmediatamente, otros referentes de la alianza opositora se diferenciaron de Bullrich -que contó con el respaldo del expresidente Mauricio Macri- y adelantaron que no apoyarán al explosivo postulante libertario que ha llegado a subir a los escenarios con una motosierra para simbolizar el abrupto recorte del gasto público que pregona.

La decisión de Bullrich "es una irresponsabilidad, es intolerable", dijo en una conferencia de prensa Gerardo Morales, presidente de la tradicional Unión Cívica Radical (UCR), que como parte de Juntos por el Cambio adelantó que no respaldará a ninguno de los dos candidatos.

Se espera incluso que algunos dirigentes de Juntos por el Cambio respalden a Massa.

Según los expertos, la jugada política de Bullrich no modificaría demasiado el escenario de los comicios del 19 de noviembre.

"En principio, no debería ni afectar ni beneficiar a Massa. Era lo más natural, lo más esperable: es el primer lugar adonde tiene que ir a juntar votos Milei, en el electorado más de derecha dentro de Juntos por el Cambio", explicó a Reuters el analista político Carlos Fara.

Antes de los comicios del domingo, el excéntrico Milei, que propuso eliminar el banco central y dolarizar la economía, había acusado de "asesina" a Bullrich, entre otros graves exabruptos que disparó contra la mayoría de la dirigencia política argentina, a la que despectivamente llama "casta".

Aunque Bullrich denunció a Milei ante la Justicia por la acusación, el candidato libertario publicó el miércoles inmediatamente después del anuncio en X -la red antes conocida como Twitter- una ilustración de un león, como se apoda al economista, abrazando a un pato, el mote de la excandidata.

Quien resulte ganador de las elecciones deberá enfrentar una inflación del 138% anual, una pobreza del 40% y una crítica escasez de divisas en el banco central, además de una deuda de 44.000 millones de dólares contraída en 2018 con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

(Reporte de Nicolás Misculin. Editado por Lucila Sigal)