Estibaliz Urresola: "Veo el cine como una herramienta de transformación social"

Los Ángeles (EE.UU.), 2 nov (EFE).- A la cineasta española Estibaliz Urresola (Llodio, 1984) no paran de lloverle los premios internacionales por su ópera prima en la gran pantalla, "20.000 especies de abejas", que aterriza ahora en el circuito de EE.UU. con visos de convertirse en un filme que removerá conciencias.

La película, que retrata el sufrimiento de una niña trans de 8 años durante un verano en un pueblo del País Vasco (España), se proyectó la semana pasada en el festival anual del Instituto del Cine Estadounidense (AFI Fest) y en los próximos días se presentará en la muestra Recent Spanish Cinema, ambas celebradas en Los Ángeles.

"La identidad de género es un tema que resuena a nivel mundial porque es una cuestión que pertenece al factor humano (...). Ojalá que la película pueda aportar un poco de empatía hacia esta realidad", afirmó Urresola en una entrevista con EFE previa a que su obra fuera exhibida en Estados Unidos.

La licenciada en Comunicación Audiovisual, con mayor trayectoria en el formato del cortometraje, llevaba tiempo investigando las relaciones intrafamiliares, cómo éstas moldean la personalidad y la propia concepción que tenemos de nosotros mismos.

Se preguntaba "cuán autónomo es cada uno cuando decide ser algo o cuánto tenemos de resultado de un proceso de relación y de la mirada de los demás sobre nosotros", argumentó Urresola, quien poco después comenzó un proceso de más de 25 entrevistas con miembros de Naizen, la Asociación de Familias de Menores Trans del País Vasco.

"Vi sus dudas, miedos y reflexiones, de los que extraje elementos comunes (...). Ha sido un viaje en el que han surgido nuevas preguntas más que llegar a respuestas unívocas", profundizó la cineasta.

Pero si algo sacó en claro Urresola fue que "más allá de la cuestión reproductiva u hormonal", el tema de la identidad "solo lo puede narrar uno mismo" y los demás "solo podemos escuchar y respetar".

Una de las particularidades de "20.000 especies de abejas" es que el personaje protagonista -nombrado como Lucía, Cocó o Aitor, según el momento- es visto desde la óptica del resto de familiares y de su núcleo cercano, entre los que hay quienes tratan de obviar su realidad y otros que deciden tratar de aproximarse y entenderla.

"Lucía es un personaje que sufre porque es incomprendido por los demás, que no la ven de la forma en que siente ella. Pero no es un sufrimiento intrínseco al ser humano sino derivado de este proceso", explicó sobre su protagonista, encarnada por la actriz Sofía Otero, ganadora del Oso de Plata a la mejor interpretación principal en la Berlinale.

La cinta de 2 horas 9 minutos de duración, cargada de simbolismo y toques costumbristas -y filmada en castellano, euskera y francés- también cuenta en su reparto con Patricia López Arnaiz, Ane Gabaraín y Miguel Garcés.

Urresola ya había explorado el camino del séptimo arte como forma de "visibilizar a sujetos políticos que no han tenido voz" en su cortometraje "Cuerdas" (2022), una obra sobre una coral de mujeres que se debate entre aceptar o no la ayuda de una empresa contaminante de la región para mantener su continuidad.

"Veo el cine como una herramienta de transformación social (...). Dirigir tiene mucho que ver con lo que me conmueve o despierta mi ira, por lo que necesito ponerme al servicio de esos temas", enfatizó a EFE.

De hecho, además de "20.000 especies de abejas" -galardonada en categorías diversas en el Festival de Málaga, la Berlinale y el Festival Internacional de Cine de Tokio- y "Cuerdas" -premio Goya, destacado en Cannes y reconocido en los Forqué-, Urresola también estuvo al frente, entre otros títulos, de "Voces de Papel" en 2016.

El filme es un documental sobre Eresoinka, la mayor agrupación interdisciplinar de arte vasco, conformada por exiliados en la Guerra Civil española, que fue admirada en el extranjero por sus altas capacidades.

Ahora, la cineasta vasca llevará "20.000 especies de abejas" a Los Ángeles, conocido por ser la meca mundial del cine, en un contexto de alta polarización en el país por la protección de los derechos reproductivos y de identidad de género, lo que garantiza que, cuando menos, suscitará un gran debate.

(c) Agencia EFE