Economía se habría desacelerado en agosto; crecería 0.2% mensual

La economía mexicana continuaría con su expansión durante agosto, aunque a un menor ritmo en comparación con otros meses, de acuerdo con la información divulgada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) mostró un aumento de 0.2% mensual en agosto, ligeramente menor a la tasa de 0.3% que se prevé para el mes de julio. Con ello, la economía mexicana ligaría dos meses perdiendo fuerza.

“De concretarse sería el menor registro en tres meses, pero cumpliría con el piso sólido de avance que se ha fijado desde abril. Además, debido al impulso que proviene de meses previos -particularmente por el alza de 0.48% de junio- no se requieren cifras muy abultadas para que el tercer trimestre entregue buenos resultados”, señaló Marcos Daniel Arias, analista de Monex.

El analista indicó que no se prevé ningún retroceso importante de la economía durante septiembre, por lo que es probable que el avance en el periodo sea cercano a 0.9% trimestral, lo que lo colocaría como el de mejor desempeño en el 2023.

A detalle, el Inegi prevé que tanto las actividades industriales como el sector servicios crezcan a una tasa de 0.2% mensual durante el octavo mes del año.

En su comparación anual, el IOAE apuntó un crecimiento de la economía de 3.4% en agosto, lo cual también marca una desaceleración pequeña respecto a 3.6% previsto para julio.

Crecimiento de 3% o mayor

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, indicó que aún con un crecimiento de 0% en septiembre, la expansión trimestral del periodo sería de 0.82% mientras que anual sería de 3.14 por ciento.

Con este crecimiento de 0.82% en el tercer trimestre, aún y cuando la economía se estancara y no creciera nada en el último trimestre del año, en todo el 2023 el PIB habría mostrado un crecimiento anual de 3.22 por ciento”, mencionó la analista.

Añadió que es poco probable que la economía muestre una tasa de cero crecimiento en el último trimestre del año ante el impulso que trae, por lo que prevé que el piso de crecimiento de este año para México sea de 3.2%, e incluso podría acercarse a una tasa de 3.5% que al inicio del año parecía bastante optimista.

“En la perspectiva de corto plazo, el dato de hoy encaja con el patrón de desaceleración que se ha anticipado para la economía local desde hace algunos meses. No obstante, el ritmo de avance sigue siendo aceptable y la acumulación de resultados positivos es contundente por sí sola”, añadió el analista de Monex.

Con ello, la economía mexicana crecería en línea con la estimación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de 3% puntual para este año.

“Hacia adelante, la inercia de los últimos movimientos y la aparición de eventos como la huelga automotriz en Estados Unidos amenazan con tener un cierre de año menos deslumbrante, pero será difícil que la dinámica económica se descarrile por completo y, en su lugar, no descartamos que haya meses de amplio empuje a partir de un mayor gasto público que beneficie a sectores como el de la construcción o el consumo básico”, aseveró Marcos Daniel Arias.

ana.martinez@eleconomista.mx