El Dow Jones pierde fuelle y se encamina a su tercer mes consecutivo de caídas

El Dow Jones pierde fuelle y se encamina a su tercer mes consecutivo de caídas
El Dow Jones pierde fuelle y se encamina a su tercer mes consecutivo de caídas

El DOW JONES baja un 0,26% hasta los 32.842 puntos, mientras que el S&P 500 avanza un ligero 0,02%, en 4.167 puntos. El NASDAQ 100 cede un 0,15%, en 12.769 puntos.

Durante la sesión de ayer lunes, el S&P 500 salió del territorio de corrección y registró su mejor día desde finales de agosto. El Nasdaq sumó un 1,2%, mientras que el Dow Jones avanzó aproximadamente un 1,6% en su mejor día desde principios de junio.

No obstante, los grandes índices neoyorquinos siguen en camino de terminar el mes en números rojos. El Dow y el S&P 500 caen un 1,7% y un 2,8% en octubre, respectivamente, en su tercer mes negativo consecutivo. Esto marca la primera racha de pérdidas de tres meses para ambos índices desde marzo de 2020. El Nasdaq, de gran peso tecnológico, ha caído más del 3% en lo que va del mes, también en camino de su tercer mes negativo consecutivo.

“No confío mucho [en el repunte del lunes] porque creo que algunos de los fundamentos están empezando a cambiar”, señala Anastasia Amoroso, estratega jefe de inversiones de iCapital, en declaraciones a la CNBC. Sin embargo, “al comenzar esta semana, alcanzamos algunos niveles de sobreventa”, añade. Es probable que las recompras corporativas regresen a medida que avanza la temporada de presentación de resultados, cree Amoroso, lo que podría justificar aún más los argumentos a favor de una recuperación.

Wall Street está pendiente de la próxima decisión de la Reserva Federal sobre los tipos de interés, que se conocerá mañana. Los precios de los futuros de los fondos federales sugieren una probabilidad de aproximadamente el 98% de que el banco central mantenga las tasas en los niveles actuales, según la herramienta CME FedWatch. No obstante, como es habitual, el foco no estará puesto tanto en el movimiento como en las pistas que dé el presidente, Jerome Powell, sobre futuros movimientos en la política monetaria.

Hoy en los mercados de renta fija, siempre muy sensibles a los tipos, la rentabilidad del bono estadounidense a diez años baja hasta el 4,8435%. En el papel a dos años el rendimiento es de un 5,0249%. Al alivio contribuye el anuncio del Departamento del Tesoro de que espera pedir prestados 76.000 millones de dólares menos este trimestre de lo previsto anteriormente.

Los inversores también esperan que el informe de nóminas de octubre, que se publicará el viernes, indique cierta desaceleración en el mercado laboral. En la agenda macroeconómica de hoy destacan los precios de vivienda de agosto y la confianza del consumidor de la Conference Board de octubre.

La temporada de resultados del tercer trimestre ha cruzado la mitad del camino, con el 77,7% de las 251 empresas del S&P 500 que han reportado ganancias hasta ahora superando las estimaciones de los analistas, según datos de LSEG. El gigante tecnológico Apple tiene previsto publicar sus resultados trimestrales el jueves por la noche, en uno de los informes más esperados de esta temporada de resultados.

Hoy ha sido el turno de Pfizer, que ha presentado pérdidas debido a cargas extraordinarias relacionadas con sus tratamientos contra el Covid-19. La farmacéutica ha presentado unas pérdidas ajustadas de 17 centavos por acción, frente a los 34 centavos de números rojos que había anticipado el mercado. Los ingresos alcanzaron los 13.230 millones de dólares, por debajo de los 13.340 millones augurados.

Pfizer registró un cargo de 5.600 millones de dólares por cancelaciones de inventario en el tercer trimestre debido a un uso menor de lo esperado de productos Covid. De estas amortizaciones, 4.700 millones de dólares se atribuyen a Paxlovid y 900 millones de dólares se atribuyen a la vacuna de la empresa. El gigante farmacéutico ha reiterado la guía de ganancias e ingresos ajustada para todo el año que anunció hace dos semanas, que es drásticamente inferior a sus proyecciones iniciales.

Caterpillar ganó 5,52 dólares por acción, excluyendo extraordinarios, sobre 16.800 millones de dólares en ingresos. Los analistas esperaban un beneficio de 4,79 dólares por acción sobre unos ingresos de 16.590 millones de dólares. Sus acciones caen un 5,5% en la apertura neoyorquina.

Anoche presentó sus cuentas Arista Networks, cuyas acciones se disparan casi un 10% tras anunciar unas ganancias de 1,83 dólares por acción, excluyendo ítems, sobre unos ingresos de 1.510 millones de dólares. Los analistas habían estimado 1,58 dólares de beneficio por acción y 1.480 millones de dólares de ingresos.

Wolfspeed se dispara más de un 16% en el parqué. El fabricante de chips registró una pérdida de 53 centavos por acción, mientras que los analistas habían esperado 67 centavos por acción. Sin embargo, los ingresos no alcanzaron las estimaciones, llegando a 197 millones de dólares, mientras que los analistas habían pronosticado 208 millones de dólares.

Fuera de la temporada de resultados, los inversores tendrán que vigilar hoy de cerca la cotización de NVIDIA después de que The Wall Street Journal haya informado, citando fuentes familiarizadas con el asunto, de que el fabricante de chips podría cancelar miles de millones de dólares en pedidos de China debido a los controles más estrictos de EEUU.

Según este medio, Nvidia ya había terminado las entregas de sus chips de IA a China para 2023 y quería seguir trabajando en algunos de los pedidos del próximo año antes de que entraran en vigor nuevas restricciones a las ventas a China. Sin embargo, el gobierno federal le había advertido la semana pasada de que las restricciones entraron en vigor de inmediato.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo rebotan tras una caída de más del 3% en la sesión anterior, mientras los temores sobre la oferta provocados por el conflicto en Oriente Próximo contrarrestaban los desalentadores datos de China. Los futuros del West Texas estadounidense suben un 0,46% hasta los 82,84 dólares por barril, mientras que el barril Brent de referencia en Europa avanza un 0,43%, en 86,89 dólares.

El dólar se da la vuelta tras las pérdidas iniciales, con un descenso del euro de un 0,04% hasta un cambio de 1,0614 dólares por cada moneda comunitaria.

El índice del dólar está en camino de terminar el mes a la baja, marcando su primer mes negativo desde julio. El índice, que compara el dólar estadounidense con una cesta de monedas extranjeras, ha caído un 0,2% en el mes. Rompería la racha de agosto y septiembre, con ganancias respectivas del 1,7% y el 2,5%. Antes de eso, el índice cayó un 1% en julio y un 1,4% en junio.