Cómo diversifican sus inversiones los argentinos que poseen dólares en el exterior

De acuerdo a un informe de Balanza de Pagos, posición de inversión internacional y deuda externa correspondiente al primer trimestre de este 2023, los argentinos tienen u$s261.124 millones invertidos en activos, entre efectivo y otros títulos exteriorizados.

Los Estados Unidos es uno de los principales destinos de este dinero. Esto se debe a que es un país es muy receptivo y solo está atento a la trazabilidad del capital, a fin de garantizarse que no provenga de narcotráfico, lavado de dinero o terrorismo.

Los tipos de inversión dependen de muchos factores, pero los más elegidos son real estate, franquicias y sociedades offshore.

Tradicionalmente, el mercado de bienes raíces fue considerado un negocio seguro y rentable.

Sin embargo, en la actualidad no es así debido a las altas tasas de interés en los préstamos bancarios.

Desde un análisis macro, se puede anticipar que podría ocurrir algo similar a lo que sucedió en 2008 con las inversiones inmobiliarias, por lo que no sería extraño ver propiedades que van a remate o short sale en real estate, es decir, venta de viviendas por menos de lo que debe en su hipoteca.

Invertir en biene raíces: ¿Es ahora?

Si bien no es momento de invertir en bienes raíces, el contexto es ideal para estar atento a las oportunidades.

Los valores dependerán del tipo de vivienda y del lugar donde esté asentada.

Por poner un ejemplo, podrían conseguirse:

  • apartamentos por u$s100.000

  • penhouse por u$s15.000.000

  • casas en la playa por u$s60.000.000

O sea el abanico de precios es enorme, pero si uno espera y está atento, podría conseguir muy buenas oportunidades de acá a mediados del año próximo.

Frente a las dificultades para volcarse al mercado inmobiliario en este momento, cada vez son más los inversores latinoamericanos que optan por las franquicias.

De acuerdo a las últimas encuestas del 2023, el 60% elige este modelo de negocios.

Esto se debe a que es una forma viable de ingresar al mercado estadounidense ya que les permite a los financistas diversificar sus carteras con una menor inversión.

Además, tienen barreras de entrada más bajas y ofrecen opciones más accesibles, permiten obtener un mayor rendimiento con un riesgo más acotado y cuentan con un modelo de negocio ya establecido y reconocido en el mercado por lo que tienen potencial de crecimiento y capitalización.

Benefios para obtener la VISA

Otro dato no menor es que este modelo de negocio es una gran opción para obtener una Visa E-2 de inversionista, ya que cumple con todos los requisitos para calificar otorgándole status migratorio legal al solicitante, su cónyuge y sus hijos menores.

Según la última estadística de la Asociación Internacional de Franquicias (IFA), en la actualidad hay alrededor de 800.000 operando en los Estados Unidos, que emplean a más de 10.000.000 de personas.

Algunas de las industrias más populares incluyen restaurantes de comida rápida y cafeterías.

Sus tasas de éxito varían de acuerdo a la marca y gestión, pero aproximadamente el 90% de ellas continúan operando después de los primeros cinco años.

Otra opción son las sociedades offshore, es decir, una cuenta bancaria o de inversión que se encuentra en un país extranjero.

Estas se abren en paraísos fiscales con una clara finalidad: evitar la exposición en los registros públicos ya sea por una cuestión impositiva -protección del capital- o de seguridad.

Entre sus beneficios se destacan los siguientes: diversificación de activos, privacidad financiera, protección de activos e inversiones internacionales.

Es importante destacar que el uso de cuentas offshore debe ser transparente y cumplir con todas las leyes y regulaciones aplicables.

En el caso de los Estados Unidos se presta especial atención a aquellas cuentas que traen sus fondos de países como Colombia, Bolivia y Panamá.

Las inversiones correspondientes a real estate, franquicias y sociedades offshore son de las más populares.

Sin embargo, en los Estados Unidos existen inversiones financieras de todo tipo y color.

Una de ellas son fondos común de inversión, en los que el retorno va a estar asociado al riesgo.

Lo importante es tener en claro que cualquier tipo de inversión siempre conlleva un riesgo.

Por lo que al momento de tomar una decisión no es aconsejable pensar solo en las probabilidades de éxito, sino hacer un análisis de resultados en el peor escenario posible.

*Por Marcelo Schamy, CEO de MS Orbis