Dólar: cuál será el precio de equilibrio a fin de año y en qué conviene invertir para cubrirse

Los problemas persisten en el Banco Central: el stock de deuda remunerada es de $22,4 billones y, a una tasa del 11,083% mensual, crecerá hasta fin de año a una suma cercana a los $28 billones, mientras que la base monetaria se ubica en $7 billones. Así, de mantenerse en dichos niveles, los pasivos monetarios al 31 de diciembre se ubicarían en $35 billones.

Las reservas, en la actualidad, se ubican en u$s24.500 millones, pero al FMI solamente hay que pagar de aquí a fin de año unos u$s4.250 millones, y faltan ingresar solo u$s2.500 millones. Si las reservas terminan el año en los niveles actuales, sería un milagro.

El dólar de equilibrio para fin de año se ubicaría en torno de los $1.400. Hoy, el dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos) vale en el mercado $825. De esta manera, en el mejor escenario tiene una potencialidad de ganancia de alrededor del 50% (como piso).

El dólar oficial mayorista se ubica en $350. Es lógico que si el gobierno que asume el 10 de diciembre decide ajustar el gasto público, tendrá que tocar los subsidios y esto traerá consigo un cambio en los precios relativos de la economía, lo que derivaría en un aumento del tipo de cambio oficial.

El precio del dólar futuro al mes de diciembre se ubica en $631, lo que implica que tiene una tasa implícita del 458% anual, que es la más elevada de toda la serie. Si el dólar mayorista no tocara este valor, pero se ubicara en $600 para el 31 de diciembre, la suba estaría en torno del 71,4% de aquí a fin de año.

Qué inversiones pueden dar ganancias

Para cubrirte con bonos soberanos que ajustan por dólar mayorista tendrías que comprar los TV24 o T2V2, que cotizan con un dólar de $420 ya que están altamente demandados. Esto implica que si para diciembre cotizaran con un precio similar al que proyectamos, tendrían una ganancia potencial del 42,9%.

Los bonos, a precios atractivos. Hay que saber elegir.
Los bonos, a precios atractivos. Hay que saber elegir.

Los bonos, a precios atractivos, aunque hay que saber elegir.

De estos números se desprende que es mejor tener dólar MEP que cubrirte con un bono en pesos que ajusta por dólar mayorista, al menos a las cotizaciones actuales.

En este escenario, a través del Banco Central, el Gobierno ofrece a las Pymes importadoras (para sus actividades productivas) constituir un depósito a la vista remunerado por la variación del dólar oficial, desde el momento de despacho a plaza y hasta la fecha de efectivo pago, por hasta el monto que se debe realizar. De esta forma, los importadores encuentran la mejor cobertura que tienen para la mercadería que llega del exterior.

¿Conviene comprar dólares?

Para los inversores, los dólares alternativos siguen siendo una buena alternativa en momento de definiciones electorales, ya que estamos a tres semanas de la segunda vuelta electoral. En este contexto, la mercadería objeto de deseo será el dólar.

La baja del dólar MEP y CCL (contado con liquidación) está relacionada con la normativa por 30 días para que las exportaciones se liquiden un 70% en el Mercado Único y Libre de Cambio a $350 y un 30% en el CCL, que se ubica en torno de los $857. Esta oferta de dólares en este mercado hace que el precio tienda a estar pisado, al menos hasta que se mantenga vigente el beneficio de liquidar las exportaciones en dicho mercado.

Lo que viene para el dólar y otras inversiones

En las próximas semanas, tendremos un mercado del dólar ofertado, ya que el 30% de las exportaciones se liquidan con el dólar contado con liquidación. No obstante, las reservas bajarán producto de los pagos que se realizaran al FMI.

En tanto, los pasivos monetarios seguirán creciendo producto de la emisión endógena que se produce por el devengamiento de la tasa de interés que pagan los pasivos remunerados.

Potencial de suba: el dólar puede ubicarse alrededor de los $1.400 hacia fin de año.
Potencial de suba: el dólar puede ubicarse alrededor de los $1.400 hacia fin de año.

Potencial de suba: el dólar puede ubicarse alrededor de los $1.400 hacia fin de año.

En este escenario, un dólar MEP en $825 está un precio de oferta; a menos de $800 es ganga.

Los bonos duales y los bonos en pesos que ajustan por dólar linked no son atractivos a los precios actuales. Con la baja del dólar MEP vuelve a ser atractivos ir en busca del dólar billete.

Los bonos argentinos están cotizando en torno de los u$s25, como es el caso del AL30, que está a un precio sumamente atractivo: no hay otro título con mejor posicionamiento de mercado. Si el próximo gobierno permitiría usar este título para pagar impuestos, ofrecería un pago adicional en materia de renta o reprogramaría su amortización, este título debería valer como mínimo en torno a los u$s40. El AL30 tiene un potencial de suba del 60% en dólares.

Las acciones ligadas al sector petrolero deberían mostrar una mejora sustancial a futuro. En primer lugar, por la probable suba del petróleo a nivel internacional; en segundo lugar, por el cambio de gobierno; en tercer lugar, por la mejora del tipo de cambio; y, en cuarto lugar, por un sinceramiento tarifario.

Hay muchas inversiones para realizar que no sean el tradicional dólar billete, dado que hay bonos y acciones lucen atractivos. Diversificar es el camino en un escenario electoral que está para alquilar balcones.