¿Cuánta plata se le puede transferir a un hijo sin necesidad de declarar?

"¿Cuánto dinero puedo transferir a la cuenta de mi hijo?" es una pregunta cada vez más común, ya que, con el avance de la tecnología y las plataformas de pago como Mercado Pago, el efectivo cada vez se usa menos, por lo que es común realizar una transferencia a este tipo de cuentas. Por este motivo, es importante tener en cuenta los límites vigentes.

En el caso del dinero en efectivo, salvo que adquiera un bien registrable, no hay un "límite", ya que no queda registro de la operación. En el caso de las transferencias, existen ciertas restricciones con respecto al monto máximo que se puede transferir.

En este sentido, el límite de los cajeros automáticos es de $125.000, mientras que por homebanking podés transferir hasta $250.000, según lo establecido por el Banco Central.

Sin embargo, si necesitás realizar una transferencia por una cantidad superior a estos límites, existen otras alternativas para que le puedas transferir dinero a tus hijos. Una consiste en realizar una transferencia tradicional, la cual lleva un día hábil para procesarse. Otro método implica que le des un preaviso al banco.

En este caso, deberás informar a la entidad financiera la fecha en la que realizarás la transferencia, el monto aproximado y, en algunos casos, proporcionar el CBU o número de cuenta de la persona receptora. Esta modalidad suele ser común en operaciones como la compra de un vehículo automotor o un inmueble.

Con respecto a la cantidad de dinero que podés transferirle a una persona sin necesidad de declarar, es importante señalar que la restricción no es para quien envía dinero, sino para quien lo recibe. En este caso, la necesidad de justificar el dinero recaería en tu hijo.

¿Cuánto dinero se puede transferir a un hijo sin declarar en 2023?

¿Cuánto dinero puedo transferir a un hijo sin declarar?

Como mencionamos anteriormente, al momento de hacer una transferencia, el justificativo no recae en quien la emite, sino en quien la recibe. En este sentido, el límite establecido por AFIP es de $200.000 sin necesidad de realizar una declaración jurada, por lo que superando este monto se incremente el "riesgo" de que se deba declarar la procedencia del dinero.

Es muy importante mencionar que los $200.000 abarcan casi todas las operaciones realizadas por una persona en el transcurso de un mes calendario. Esto incluye el dinero depositado en cajas de ahorro, cuentas corrientes, cuentas de sueldo y de seguridad social además de las transferencias recibidas. También se consideran los saldos en depósitos a plazo fijo, así como en cuentas y otros tipos de inversiones.

Si, por ejemplo, su familiar realizó un depósito de $200.000 en un plazo fijo y recibe una transferencia suya, suponiendo que no cuenta con ingresos declarados, es muy probable que el banco le solicite justificar los fondos. Esta cifra reemplaza el límite anterior de $90.000, el cual se consideraba obsoleto en la actualidad.

Por otra parte, en el caso de que el banco considere necesario solicitar una justificación de los fondos, se comunicará, por lo general, vía email, solicitando la documentación respaldatoria que demuestre la procedencia de esos movimientos. Los documentos más comunes para justificar el origen de los fondos son la facturación de los últimos 6 meses, recibos de sueldo, comprobantes de haberes jubilatorios, certificados de ingresos emitidos por un contador público, entre otros.

¿Cuál es el monto máximo que puedo transferir a un familiar sin declarar?

¿Qué pasa si me hacen una transferencia grande?

En el caso de que recibas una transferencia de dinero considerable, pero tenés un justificativo, por ejemplo, por la venta de una propiedad, la prestación de servicios facturados a un cliente o la venta de un vehículo no tenés que preocuparte.

Sin embargo, en algunos casos, el banco puede optar por retenerte los fondos de manera preventiva. En estas situaciones, deberás presentar la documentación que respalde la operación para que el dinero sea liberado de forma inmediata.

Si el monto recibido por transferencia no esté debidamente justificado, como podría ser el caso de una venta informal de alto valor, como un cuadro de $800.000, existen ciertos riesgos que deberás tener en cuenta.

Si sos monotributista o responsable inscripto, podrías enfrentar sospechas de evasión fiscal por parte de la autoridad tributaria al no haber realizado la factura de dicho monto que, si bien no corresponde a tu actividad habitual, en la práctica es difícil de demostrar una venta informal.

En este sentido esto podría llevar a sanciones, multas e incluso una recategorización si superás los límites establecidos por el régimen de monotributo debido a esta transferencia.

Por otro lado, si no estás registrado, es posible que el banco retenga o rechace la transferencia y te solicite documentación para justificar los fondos. En caso de que no puedas hacerlo, podrían tomar la medida de cerrar tu cuenta y presentar un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) ante la Unidad de Información Financiera (UIF).

En el caso de que recibas una transferencia de dinero en tu cuenta por error, no deberás preocuparte. Simplemente tendrás que comunicarte con tu banco y notificarles sobre la acreditación incorrecta. El banco se encargará de revertir la transferencia y devolver los fondos a la persona que realizó la orden de transferencia.

¿Cuál es la documentación que me permite justificar el origen de los fondos?

En términos simples, la documentación más habitual a presentar para realizar, de forma correcta, la justificación del origen de fondos son:

  • Recibos de sueldo y/o haberes jubilatorios

  • Constancia del monotributo

  • Facturación de los últimos meses

  • Certificado de fondos emitido por un contador público

  • Declaratoria del heredero

  • Documentos que acrediten la venta de acciones u empresa

  • Boletos de compraventa, por ejemplo, en el caso de la venta de un vehículo