Las campeonas del mundo con España rechazan volver a la selección

Las españolas Alexia Putellas (izq) y Jennifer Hermoso celebran la victoria sobre Inglaterra en la final del Mundial femenino, el 20 de agosto de 2023 en la ciudad australiana de Sídney (Franck Fife)
Las españolas Alexia Putellas (izq) y Jennifer Hermoso celebran la victoria sobre Inglaterra en la final del Mundial femenino, el 20 de agosto de 2023 en la ciudad australiana de Sídney (Franck Fife)

Las campeonas del mundo con España mantienen su renuncia a la selección mientras no se produzcan más cambios en la Federación Española (RFEF), tras el episodio del beso forzado a Jenni Hermoso, anunciaron a la AFP fuentes cercanas a ese organismo.

"No vienen", afirmaron estas fuentes sin dar mayores detalles, horas antes de que la nueva seleccionadora española, Montse Tomé, anuncie su primera lista para los partidos de la Liga de Naciones contra Suecia y Suiza a las 14h00 GMT.

La nueva seleccionadora tendrá que elaborar su lista sin poder recurrir a las decenas de jugadoras, entre ellas las 23 campeonas del mundo, que el pasado 25 de agosto renunciaron a la selección mientras no hubiera cambios en la RFEF.

En ese comunicado, hasta 81 jugadoras y exjugadoras, mostraban su apoyo a Jenni Hermoso pidiendo "respuestas contundentes de los poderes públicos para que no queden impunes acciones" como las ocurridas en la final del Mundial.

En la entrega de medallas de la competición ganada por España, el dimitido presidente de la RFEF, Luis Rubiales, dio un beso en la boca a Jenni Hermoso causando sorpresa e indignación en todo el mundo.

Días después de su acción, Rubiales rechazó dimitir en una asamblea de la RFEF e inistió en que el beso había sido "consentido", provocando la reacción de las jugadoras.

Las firmantes pidieron "cambios estructurales reales, que ayuden a la selección absoluta a seguir creciendo".

Además, "todas las jugadoras que firman el presente escrito no volverán a una convocatoria de la selección si continúan los actuales dirigentes", aseguraban en el comunicado.

Rubiales acabó dimitiendo el domingo pasado, tras su suspensión por la FIFA por 90 días, la apertura de un expediente en el Tribunal Administrativo del Deporte español y es objeto de una investigación penal por los supuesto delitos de "agresión sexual" y "coacciones".

El expresidente de la RFEF declaró este viernes ante el juez que instruye esa causa en la Audiencia Nacional, principal instancia penal española.

También fue destituido el seleccionador Jorge Vilda, sustituido por Tomé, pero, según la prensa española, estos cambios y la promesa de otros no habría sido suficiente para hacer cambiar de parecer a las jugadoras.

Tomé tiene que dar la lista para los próximos partidos de la Liga de Naciones, el 22 de septiembre contra Suecia en Goteborg y el 26 en Córdoba contra Suiza, un torneo que es clasificatorio para los Juegos Olímpicos de París.

gr/mg/pm