Anuncios

Un callejón medieval, gastronomía y arte amenizan la Larga Noche de Museos en La Paz

La Paz, 20 may (EFE).- Un callejón medieval, una feria gastronómica, una exposición de muñecas de todo el mundo, arte y música al aire libre fueron algunas de las actividades que miles de bolivianos disfrutaron en la Larga Noche de Museos, uno de los días más esperados a lo largo del año en La Paz.

Las calles paceñas se llenaron este sábado de 660 actividades, como exposiciones de arte, esculturas, música en vivo, demostraciones y comida para vivir la decimoséptima versión de la Larga Noche de Museos.

A esta iniciativa se sumaron 225 instituciones, 66 artistas, 134 espacios divididos en 14 circuitos para que las personas disfrutaran de las diferentes opciones hasta la medianoche.

Algunas de las actividades que más resaltaron fue el Callejón Medieval, que ofreció una diversidad de juegos como el "soft combat" para niños, juegos de mesa, música medieval y "misiones secundarias" en el que el participante debía resolver y cumplir una serie de retos.

"Es la quinta versión que hacemos y tratamos que cada año haya una nueva cosa, entonces tratamos de innovar", manifestó a EFE Daniel Bravo, uno de los organizadores del Callejón Medieval.

En uno de los miradores de La Paz conocido como el Montículo se realizó una feria gastronómica en la que participaron una decena de restaurantes con diferentes menús de comida fusión o tradicional que disfrutaron los comensales mientras escuchaban música en vivo.

Otra de las actividades que tuvo gran acogida fue el Museo de Las Muñecas Elsa Paredes de Salazar, en la que se exhibieron 1.500 ejemplares de todo el mundo con vestimentas típicas de cada país que asombraron al publico en especial a los más pequeños.

La muestra se denominó "Muñecas embajadoras de la cultura" que además de la colorida vestimenta también narró un poco de la historia del traje típico de cada país.

"Todos hemos sido niños y la verdad es que todos tenemos un recuerdo de un juguete y las mujeres por circunstancias tenemos ese nexo con las muñecas, cuando vienen se sorprenden cuando no ven una Barbie o un bebé, sino que ven cultura, geografía y arte", sostuvo a EFE Roxana Salazar, directora del Museo de Muñecas.

Las calles de la ciudad también se convirtieron en escenarios para muchos artistas que tocaron desde música folclórica pasando por el hip-hop o el K-pop, o galerías a cielo abierto en las que se podía disfrutar de varias exposiciones de cuadros y esculturas.

Entre las novedades para esta edición destacaron un mapping o proyección de videos en la fachada del emblemático Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez, un recorrido por la Cervecería Boliviana Nacional que abrió sus puertas al público para mostrar el proceso de producción y un paseo por la "Ciudad Cacao" hecha de chocolate.

Esta iniciativa también se replicó en otras ciudades bolivianas como Cochabamba, Sucre y la oriental Santa Cruz.

La Larga Noche de Museos nació en Berlín en 1997 por el Día Internacional de Museos y empezó a celebrarse en La Paz en 2007 con la participación de algunos espacios culturales del municipio paceño, promotor de la iniciativa.

(c) Agencia EFE