Bordeaux Bègles llegó a su primera final del Top 14, con Guido Petti Pagadizábal

Guido Petti Pagadizábal, que jugó los últimos 35 minutos para Bordeaux Bègles, celebra el primer pase a la final de su club en la historia, tras el 22-20 sobre Stade Français en la segunda semifinal del Top 14.
Guido Petti Pagadizábal, que jugó los últimos 35 minutos para Bordeaux Bègles, celebra el primer pase a la final de su club en la historia, tras el 22-20 sobre Stade Français en la segunda semifinal del Top 14. - Créditos: @ROMAIN PERROCHEAU / AFP

Luego de la clasificación de Toulouse con activa participación de Juan Cruz Mallía y de Santiago Chocobares, que marcaron dos y un try, respectivamente, en la victoria sobre La Rochelle en la primera semifinal, habrá un tercer argentino en la definición del viernes próximo del francés Top 14. Se trata del segundo línea Guido Petti Pagadizábal, integrante de Bordeaux Bègles, que en un electrizante encuentro con un desenlace pleno de dramatismo derrotó a Stade Français por 22-20 en la propia Burdeos.

Petti Pagadizábal ingresó a los 10 minutos del segundo tiempo por Adam Coleman. Bordeaux fue superior en el primer período, que cerró en ventaja por 17-10, producto de dos tries del hooker Maxime Lamothe, convertidos por el medio-scrum Maxime Lucu, que además acertó un penal. Para Stade Français el ala Romain Briatte hizo un try, convertido por Joris Segonds, que también sumó con un penal.

Asistencia de Damien Penaud a Pierre Bochaton

En el segundo tramo, a los 16 minutos, Bordeaux amplió la ventaja con un try del ala Pierre Bochaton (22-10). El perdedor se acercó mediante el hooker Lucas Peyresblanques, que apoyó en dos ocasiones y achicar el margen (22-20) y dar le a su pateador la posibilidad de empatar en tiempo adicional. Pero Segonds falló el remate y Bordeaux festejó su avance al encuentro decisivo, que tendrá lugar el viernes en el estadio Vélodrome, de Marsella.

Seremos Pulgarcito, el outsider. Es un estatus que nos conviene. Nos gusta mucho estar en esta posición. Lucharemos por estar parejos”, dijo Jefferson Poirot, pilar de Bordeaux, que jugará la primera final de la liga en su historia. En las últimas tres temporadas el equipo se había quedado a las puertas: siempre había perdido en semifinales. Esta vez, y gracias al error de Segonds en el intento de conversión, tendrá la chance de ser campeón frente a Toulouse, el monarca reinante.

“Durante años sufrimos muchas decepciones. No necesariamente sabíamos cómo jugar estos partidos. Aunque no fuera muy bueno para los espectadores, necesitábamos ganar. Lo logramos. Llegar a la final ya es muy bueno. Estoy orgulloso del grupo y del club. Nos prepararemos para ganar el título de campeón de Francia”, comentó Maxime Lucu, el medio-scrum del ganador, en Canal+.

Damien Penaud, por su parte, anticipó la final contra Toulouse. “Haremos más o menos lo mismo, por lo que quizás sea un partido más abierto. Después, no tenemos que caer en tonterías. Sabemos que ellos son formidables en los contraataques. Así que depende de nosotros jugar con la mayor naturalidad posible, no exagerar. Vamos a enfrentarnos con los favoritos y a intentar hacer lo correcto”, enunció el jugador del seleccionado francés. Y también el entrenador de Bordeaux, Yannick Bru, se refirió a los campeones de Europa: “Admiro la fuerza que desprenden y su saber hacer con los jóvenes. Siguen siendo un modelo que queremos superar con todas nuestras fuerzas. Tenemos que completar la construcción de UBB [Union Bordeaux Bègles] y será necesario ganar un trofeo para ser respetados”.

En el otro vestuario todo era desolación. Todavía se replicaba en los jugadores la conversión fallida de Segonds. Su compañero Léo Barré tuvo palabras elogiosas pese al mal trance: “Cuando empecé, él fue el primero que vino a verme. Me tomó bajo su protección porque llegué como número 10, me enseñó casi todo en el equipo. Se ha convertido en un muy, muy buen amigo; me duele el corazón. Nos salvó muchos partidos este año. Y en años anteriores también fue quien nos mantuvo en marcha durante la temporada en la que terminamos decimoprimeros. No podemos decirle nada”, advirtió Barré en Canal+, en defensa del pateador.

Y en cuanto al equipo, agregó: “Nos faltó precisión al inicio del partido. En la segunda parte hicimos daño, pero cometimos errores estúpidos en la primera. Desde hace varias semanas nos decíamos que debíamos evitar errores, y que eso daría sus frutos directamente en las etapas finales contra un equipo como Bordeaux. Felicitaciones para ellos, pero estoy muy decepcionado por nosotros y los seguidores que hicieron el viaje”.