Biden veta borrador de ley que hubiera reanudado los aranceles a la energía solar de Asia

Washington, 16 may (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, vetó este martes un borrador de ley, aprobado por el Congreso, que hubiera supuesto la reanudación de los aranceles a las importaciones de energía solar, en su mayoría procedentes de Asia.

En un comunicado, Biden justificó su decisión de vetar la resolución porque, en su opinión, EE.UU. no puede permitirse crear una nueva incertidumbre para las empresas y trabajadores del sector.

"Podemos y debemos fortalecer nuestra seguridad energética manteniendo nuestro foco expandiendo la capacidad de EE.UU.", señaló el mandatario.

Biden ordenó en junio pasado una moratoria de 24 meses para la aplicación de aranceles a las importaciones de productos solares, que ha sido desafiada por el Congreso con la aprobación de un borrador de ley que hubiera supuesto la reanudación de esos gravámenes.

Como resultado de este veto, los aranceles estarán suspendidos hasta al menos junio de 2024. Se trata del tercer veto que Biden emite desde que es presidente.

El mandatario suspendió el año pasado a los aranceles a productos solares provenientes de Camboya, Malasia, Tailandia y Vietnam, a la espera de que el Departamento de Comercio llevara a cabo una investigación para averiguar si esas importaciones habían servido para esquivar los gravámenes de EE.UU. a productos chinos y si por lo tanto se había violado la ley estadounidense.

Se espera que el Departamento de Comercio anuncie una decisión la próxima semana, aunque en los resultados preliminares de su investigación publicados en diciembre pasado denunció que compañías solares chinas habían esquivado los aranceles de EE.UU. enviando sus mercancías al país norteamericano a través de Camboya, Malasia, Tailandia y Vietnam.

Los legisladores han impulsado el borrador de ley con el argumento de ayudar a los fabricantes estadounidenses, que, según ellos, no pueden competir con productos más baratos manufacturados en Asia, aunque la industrial nacional todavía no ha crecido lo suficiente como para poder sustentarse a sí misma.

(c) Agencia EFE