Automóviles con los que se puede ahorrar dinero en combustible

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 18 (EL UNIVERSAL).- El mercado automotriz mexicano ofrece una amplia gama de opciones para los consumidores, cada una diseñada para satisfacer diferentes necesidades, preferencias y presupuestos. Entre las múltiples opciones, destacan dos carros populares y económicos que son ideales para aquellos que buscan ahorrar dinero en combustible: el Chevrolet Beat y el Chevrolet Spark.

Ambos modelos pertenecen a la reconocida marca estadounidense Chevrolet, que forma parte de General Motors. Si bien es cierto que estos vehículos ya no se fabrican ni se comercializan en México, siguen siendo carros altamente valorados en el mercado local debido a su eficiente rendimiento en ciudad, lo que los convierte en opciones populares para aplicaciones de transporte como Uber y DiDi.

El Chevrolet Beat y el Spark tienen similitudes que los hacen destacar en términos de rendimiento y ahorro de combustible. Aunque ambos modelos han sido descontinuados, siguen siendo muy buscados por aquellos que buscan un carro económico y confiable. El Chevrolet Spark fue el primero en ingresar al mercado mexicano y, posteriormente, en 2018, fue reemplazado por el Chevrolet Beat. A pesar de la transición, ambos modelos comparten algunas características clave que los hacen atractivos para los conductores preocupados por el ahorro de combustible.

El Chevrolet Spark, en su versión 2021 LT, estaba equipado con un motor de 1.4 litros que generaba 98 caballos de fuerza. Ofrecía opciones de transmisión automática o manual de 5 velocidades, aire acondicionado, vidrios eléctricos y bolsas de aire frontales y laterales para la seguridad del conductor y el pasajero. Por otro lado, el carro Chevrolet Beat Hatchback del modelo 2021 estaba impulsado por un motor de 1.2 litros que entregaba 81 caballos de fuerza. También contaba con 4 bolsas de aire, 2 frontales y 2 laterales para la seguridad de todos los ocupantes.

Sin embargo, lo que realmente hace que estos vehículos sean tan atractivos es su eficiencia en el consumo de combustible. Ambos modelos se destacan por ser autos ahorradores de gasolina, lo que contribuye significativamente al ahorro familiar y los convierte en una alternativa rentable al transporte público.