ARA San Juan: comandó el submarino y, con 68 años, inicia una hazaña de Mar del Plata al Beagle para recordar a la tripulación

Guillermo Tibaldi llevará la bandera con los nombres de los 44 fallecidos en el ARA San Juan desde Mar del Plata hasta Puerto Almanza
Guillermo Tibaldi llevará la bandera con los nombres de los 44 fallecidos en el ARA San Juan desde Mar del Plata hasta Puerto Almanza - Créditos: @Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.– La bandera argentina que tiene impresos los nombres de los 44 tripulantes fallecidos a bordo del submarino ARA San Juan es la misma que hace poco más de cuatro años llevó hasta los 6692 metros que representan la cima del cerro Aconcagua, el pico más alto de América del Sur. Y ahora, como nuevo desafío y homenaje a sus camaradas, lo acompañará a paso firme por las rutas que unen a esta ciudad con el punto más extremo de Tierra del Fuego, el último donde se pudo ver navegar en superficie al buque que implosionó en las profundidades el 15 de noviembre de 2017.

La travesía toma aún más valor si se tiene en cuenta que el solitario protagonista hizo gran parte de su carrera en ese submarino, fue su comandante hace dos décadas y con 68 años –o hacia los 69, como a él más le gusta describir su edad– se propone ponerle el pecho al crudo invierno a lo largo de un recorrido que rondará los 3000 kilómetros.

Tibaldi está finalizando en Mar del Plata su preparación física para la travesía
Tibaldi está finalizando en Mar del Plata su preparación física para la travesía - Créditos: @Mauro V. Rizzi

“Esto me llena el corazón”, afirma Guillermo Tibaldi, capitán de navío retirado de la Armada Argentina y con el deporte en el alma como mayor expresión de vida. Casado, padre de dos hijos y abuelo, se propone unir el trayecto corriendo, en la medida de las posibilidades, en un plazo estimado en cuatro meses y medio. Tendrá punto de partida en la Base Naval Mar del Plata, exactamente en el apostadero natural que tenía el ARA San Juan en esa unidad militar, y terminará en la pequeña localidad de Puerto Almanza, a orillas del Canal de Beagle, que tiene una población de 70 personas.

“Voy a llegar el 8 de noviembre, el mismo día en el que hace siete años pasó por última vez el submarino por allí y que esa comunidad vio el buque por última vez”, cuenta a LA NACION sobre un plan que, además, incluye la construcción de un memorial con el nombre de los 44 héroes del ARA San Juan y un fin solidario: una donación de pañales para un hospital público de la comunidad fueguina en cantidad proporcional a la cantidad de kilómetros recorridos.

Tibaldi, con la bandera que recuerda a la tripulación del ARA San Juan en el Aconcagua
Tibaldi, con la bandera que recuerda a la tripulación del ARA San Juan en el Aconcagua

La fecha está fijada: será el 6 de julio. Con tramos diarios que dependerán de las condiciones de tiempo y un vehículo de apoyo que será su referencia logística y también su lugar de descanso a la vera de las rutas, se tomará el tiempo para hacer escalas en distintas localidades y establecimientos educativos, donde brindará charlas sobre la misión del ARA San Juan y el rol de sus tripulaciones en la defensa de la soberanía nacional.

Una causa especial

Tibaldi ha dedicado gran parte de su vida al deporte. Participó de las competencias más exigentes y, lejos de ser una prueba más para sus límites físicos, siente esta causa con el especial sabor de enarbolar el honor de sus camaradas fallecidos en ejercicio de su deber militar.

El punto final de este recorrido es una escuela pública que, precisamente, lleva por nombre “44 Héroes del ARA San Juan”, inaugurada el 2 de marzo de 2018. Allí, como hizo en Mar del Plata frente a la Base Naval, quiere construir un memorial en el que se guarde lo que se denomina una cápsula de tiempo con mensajes de la comunidad para evocar a los tripulantes que perdieron la vida y que se abrirá recién en 50 años.

Como hizo en Mar del Plata frente a la Base Naval, Tibaldi quiere construir un memorial en honor a los submarinistas fallecidos
Como hizo en Mar del Plata frente a la Base Naval, Tibaldi quiere construir un memorial en honor a los submarinistas fallecidos

Se le quiebra la voz cuando habla del submarino porque, como él dice, lo recibió e hizo casi toda su carrera a bordo hasta llegar a lo máximo, que fue ser comandante de esta embarcación entre 2002 y 2003. “Fui de los primeros oficiales en estar en ese buque apenas llegó al país y es una parte importante de mi vida”, expresa a LA NACION.

La Armada Argentina está muy al tanto de esta cruzada y, confirma Tibaldi, le ha brindado todo su apoyo. Incluso le puso a disposición las unidades militares que encontrará en su recorrido, tanto en la provincia de Buenos Aires como en el frente patagónico, para que haga escalas de descanso, encuentre una ducha caliente y también pueda compartir su experiencia con los marinos que allí prestan servicio.

La ruta que determinó incluye salida por Necochea como primer destino, un circuito que irá próximo a la costa y luego ya enfrentará la Patagonia, que sabe que lo espera con los tramos más difíciles por la aridez de esa geografía, los vientos intensos y un frío que será rival constante.

Guillermo Tibaldi en el submarino ARA San Juan
Guillermo Tibaldi en el submarino ARA San Juan

Aquí está finalizando su preparación física que, aclara, no tiene un operativo excepcional porque mantiene una actividad constante. Solo está buscando fortalecer las piernas, ya que sabe que lo espera un desgaste importante, más aún porque es –sostiene– “un hombre grande” y los años impactan sobre el rendimiento.

Acompañamiento

Siente que la fuerza que requiere semejante desafío por delante la encontrará, además, con el acompañamiento y apoyo de los familiares de los tripulantes fallecidos en el ARA San Juan. Ya conocieron de su experiencia en el Aconcagua, donde se encargó de leer los nombres de los 44 marinos y responder un “presente” a la mención de cada uno de ellos.

De esa aventura rescata lindos momentos que encontró en algunas de las ciudades por las que pasó, que lo han esperado con banderas, también con aplausos. “Es maravilloso porque la mayoría de las escuelas rurales están a la vera de las rutas; allí paro a hablar con los chicos y los maestros”, dijo sobre su experiencia, que se refuerza con esas expresiones de cariño. En marcha hacia la Cordillera fueron 14 las charlas que brindó.

La travesía de Guillermo Tibaldi tendrá punto de partida en la Base Naval Mar del Plata y terminará en la pequeña localidad de Puerto Almanza, Tierra del Fuego
La travesía de Guillermo Tibaldi tendrá punto de partida en la Base Naval Mar del Plata y terminará en la pequeña localidad de Puerto Almanza, Tierra del Fuego - Créditos: @Mauro V. Rizzi

Espera hacer todo el recorrido por suelo firme. Aspira a eludir el cruce embarcado para llegar a Tierra del Fuego, por lo se desviará hasta Cabo Vírgenes y retomar por el denominado Hito 1. Como de costumbre, subirá a redes sociales la bitácora de este nuevo sueño desde su cuenta de Instagram.

Tibaldi confirma que así llegará al “último pueblo donde se pudo saludar a los héroes del ARA San Juan”. Confía en que se reconozca, más allá de su esfuerzo, lo que pueda dejar a su paso como mensaje del valor de los hombre de mar de la Armada Argentina y también promover la importancia de la actividad física, la vida sana y el trabajo en equipo. “Será ponerme a prueba, hay un desafío extremo por delante y el objetivo es dejar algo positivo para la comunidad desde el homenaje y el reconocimiento a mis camaradas del ARA San Juan”, afirmó.

Para ayudar

Toda persona, institución, empresa que desee adquirir tres pañales por cada kilómetro a recorrer –a un precio de $1000– deberá depositar el dinero por los kilómetros que quiera cubrir a la cuenta bancaria de la Asociación Cooperadora del Hospital Regional de Ushuaia “De corazón a corazón”, con el alias CooperadoraUshuaia.