Apple Vision Pro: cómo son las gafas de realidad virtual de US$3.500 que salen al mercado (y los problemas que ya enfrentan)

Dispositivo Vision Pro de Apple
Apple tuvo que reducir los números proyectados de producción de su nuevo dispositivo ante lo que se espera será una baja demanda.

El visor de realidad mixta Vision Pro de Apple salió a la venta este 2 de febrero en Estados Unidos.

Vision Pro es el primer lanzamiento importante de la empresa desde el reloj Apple Watch de 2015. El dispositivo cuesta US$3.499.

Este nuevo estreno ya ha tenido algunos problemas. En consecuencia, según el Financial Times, Apple ha reducido a más de la mitad sus previsiones de producción, de un estimado de un millón a 400.000 unidades.

La compañía también anunció que el dispositivo tendrá 256 GB de almacenamiento y aclaró que la tecnología de seguimiento ocular del visor puede funcionar monitoreando solo un ojo dominante, para las personas que no tienen el uso completo de ambos ojos.

Apple está tratando de que su producto se diferencie de otros dispositivos en el mercado, y ha indicado a los desarrolladores del visor que deben identificar sus aplicaciones como "computación espacial".

"No describas la experiencia de tu aplicación como realidad aumentada (AR), realidad virtual (VR), realidad extendida (XR) o realidad mixta (MR)", dijo en una publicación de blog dirigida a estos profesionales.

Como parte de su estrategia comercial, también ha lanzado un tráiler en línea, en los que salen personajes de películas usando gafas y cascos, en lo que parece ser un intento de recrear la expectación que se produjo en torno al lanzamiento del iPhone en 2007.

Si tiene éxito, Apple habrá encontrado una nueva fuente multimillonaria de ingresos. Pero en un momento en el que la inflación a hecho que muchas personas en todo el mundo tengan problemas para cubrir sus necesidades básicas, esta quizás no sea una realidad.

grupo de personas retrata las gafas de realidad mixta de apple
grupo de personas retrata las gafas de realidad mixta de apple

Competidores de Vision Pro

Otro de los gigantes tecnológicos, Meta, ha optado por un visor de menor precio, en un mercado que no termina de despegar.

Su Quest 3 cuesta US$499 en Estados Unidos.

A pesar de que el precio es más bajo, también ha tenido dificultades para alcanzar un volumen masivo de ventas.

Uno de los problemas que parece que están enfrentando estos dispositivos es la incomodidad por su uso prolongado, otro de los factores de que no se hayan vuelto populares.

La prueba de la BBC

La BBC tuvo la oportunidad de probar el Vision Pro en junio del año pasado y le encontró ventajas e inconvenientes a la experiencia.

Fuimos unas de los pocos medios del mundo a las que se les permitió probar el dispositivo, pero no se nos permitió tomar fotos ni grabar vídeos.

A diferencia de lo que sucede con muchos de los aparatos disponibles, Apple ha separado la batería de su Vision Pro para que no se sienta tanto peso en la cabeza, aunque esto significa que la batería queda conectada a un cable al lado del usuario.

La experiencia de usuario es la clásica y minimalista de Apple. Una vez que uno se pone las gafas, ve la habitación a su alrededor, pero no a través del cristal, sino a través de las múltiples cámaras integradas.

En eso consiste la llamada "realidad mixta": contenido digital proyectado en tu entorno.

Para abrir aplicaciones, el usuario debe presionar un único botón situado en la parte superior derecha del visor. Así aparecerán los iconos familiares de las aplicaciones habituales en el iPhone: iMessage, Fotos, Apple TV, una lista que irá aumentando a medida que los desarrolladores vayan creado otras nuevas.

A partir de ese momento, todo se controla con gestos. El visor rastrea hacia dónde estás mirando. Cuando miras hacia el icono de una aplicación y pellizcas el pulgar y el índice, esta se abre.

El nivel de inmersión se puede regular usando un dial físico que aumenta o disminuye el tamaño de las imágenes visualizadas. A elección del usuario queda si quiere llenar toda la habitación o que aparezcan como una pantalla de televisión superpuesta a tu pared.

Sin embargo, si alguien se te acerca en la vida real, podrás verlo sin importar lo inmerso que estés.

Cada vez que había un problema con la demostración durante la presentación a un grupo reducido de medios, un empleado de Apple nos recordaba que no era un producto aún definitivo. Apple no permitió grabar, lo que impidió que las imágenes de esos inconvenientes se compartieran en línea.

Línea
Línea

Haz clic para leer más historias de BBC News Mundo.

Recuerda que puedes recibir nuestras notificaciones. Descarga la última versión de la app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!