Alerta en mercados globales por recuperación lenta de China

(Bloomberg) -- La lenta recuperación económica de China y la renuencia de Pekín a desplegar estímulos a gran escala repercuten en todo el mundo, derrumban los precios de los productos básicos y debilitan los mercados de valores.

Lo más leído de Bloomberg

Los inversionistas están reduciendo sus expectativas para la segunda economía más grande del mundo a medida que aumenta la preocupación de que su recuperación tras las restricciones por pandemia haya perdido fuerza.

Datos recientes sugieren que el crecimiento del producto interno bruto este año estará más cerca del objetivo del Gobierno de alrededor del 5%, contrario a expectativas anteriormente en el año de que la expansión superaría de lejos dicho porcentaje. Las cifras también muestran una recuperación desigual liderada por los servicios al consumidor, mientras que la actividad industrial se queda muy atrás.

“La gente está ajustando a la baja sus expectativas de recuperación de China”, dijo Chaohui Guo, analista del banco de inversión China International Capital Corp., con sede en Pekín.

En los mercados de valores, el índice CSI 300 ya perdió aproximadamente la mitad de sus avances tras la reapertura comercial que comenzó en noviembre, mientras que el yuan da señales de una economía en dificultades.

En el mercado inmobiliario, que lleva tiempo en crisis, las ventas se desaceleran después de un rebote inicial. Combinado con los persistentes problemas financieros de los promotores de bienes raíces, obstaculiza nuevos proyectos en un sector que representa alrededor del 20% del PIB de China. El gasto en infraestructura se ve limitado por la fuerte carga de la deuda de los Gobiernos locales.

El cobre ha caído por debajo de los US$8.000 la tonelada, mientras que el mineral de hierro ha superado los US$100, revirtiendo todos los avances obtenidos después de que Pekín suspendiera sus políticas de cero covid a fines del año pasado.

China es el mayor comprador mundial de productos como el petróleo y el cobre, y su vasta industria siderúrgica representa más de la mitad de la demanda mundial de mineral de hierro.

Como reflejo de la recuperación impulsada por los servicios de China, los precios del petróleo han tenido mejores resultados después de que Pekín abandonó sus restricciones de viaje. Pero otros productos energéticos claves para la actividad industrial sienten el impacto. El precio del carbón, el principal combustible de China, ha caído un 18% desde principios de año. La demanda decreciente en EE.UU. y Europa es en parte culpable, lo que pesa sobre las exportaciones de productos manufacturados de China.

“Había muchas expectativas de que veríamos un año bastante fuerte en China”, dijo Neil Beveridge, analista sénior de Sanford C. Bernstein. “Lo que vemos ahora es una recuperación bastante débil de China en términos de producción industrial”.

Traducido por Malu Poveda.

Nota Original:China Warnings Flash Across Global Markets as Growth Disappoints

--Con la colaboración de Dan Murtaugh, Stephen Stapczynski, Sarah Chen y Jason Rogers.

©2023 Bloomberg L.P.