AIE recorta proyección de demanda mundial de gas por cuarto año

(Bloomberg) -- La demanda mundial de gas natural hasta 2040 será incluso menor de lo que se había anticipado gracias a que las energías renovables ocupan una mayor proporción de la matriz energética. En tanto, la participación de Rusia en el mercado del gas disminuirá, según la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Lo más leído de Bloomberg

Por cuarto año consecutivo, la AIE redujo sus proyecciones de consumo de gas, dijo la agencia en su informe anual World Energy Outlook más reciente. Europa redujo la demanda después de que, el año pasado, Rusia disminuyera drásticamente los flujos a la región. Mientras tanto, Estados Unidos y Catar están aumentando el suministro de gas natural licuado, lo que ayuda a mantener los mercados bien abastecidos.

La AIE ahora espera que la demanda de gas alcance un máximo en todos los escenarios previstos para 2030, señaló.

Las perspectivas ilustran un cambio importante en la matriz energética mundial. Europa representa alrededor del 75% de la revisión a la baja de la demanda de gas que realizó la agencia, y el futuro consumo de China es incierto. Al mismo tiempo, Rusia —que solía ser el principal proveedor de Europa— está perdiendo participación de mercado en medio de un creciente exceso de GNL.

“Hay oportunidades muy limitadas para que Rusia consiga mercados adicionales”, dijo la AIE. Ahora se espera que la participación del país en el gas que se comercializa internacionalmente —que fue de 30% en 2021— se reduzca a la mitad para fines de la década en el escenario base de la agencia.

Como resultado, incluso el avance de Rusia hacia Asia enfrentará “grandes dificultades”, según la AIE. Este mes, el gigante ruso del gas Gazprom PJSC dijo que estima que los envíos de gas a China a través de gasoductos en un futuro cercano llegarán a niveles similares a sus envíos históricos a Europa occidental.

El impulso de la Unión Europea a favor de las energías renovables —junto con el ahorro de gas por parte de industrias y hogares— contribuyó a la reducción récord de la región el año pasado, cuando su consumo disminuyó en 55.000 millones de metros cúbicos. Se espera que la eurozona reduzca la demanda de gas en otros 50.000 millones para 2030, indicó la AIE.

Sin embargo, las empresas europeas dependen de contratos de GNL a largo plazo para mejorar la seguridad energética, pese a que intentan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Este mes, tres grandes empresas de hidrocarburos —TotalEnergies SE, Shell Plc y Eni SpA— cerraron acuerdos de gas a 27 años con Catar, y hay envíos de suministros a Francia, Países Bajos e Italia programados hasta después de 2050.

“Todavía hay espacio para contratar más gas sin incumplir el objetivo de la Unión Europea de cero emisiones netas para 2050”, indicó la AIE. “Si estos contratos se contraponen con las ambiciones globales de alcanzar cero emisiones netas es otro asunto”.

Traducido por Paulina Munita.

Nota Original:IEA Trims Global Gas Demand Outlook and Russia’s Role in It

©2023 Bloomberg L.P.