Anuncios

Actrices descalzas: el caballo de Troya que los organizadores del Festival de Cannes no pueden controlar

Actrices descalzas: el Caballo de Troya que los organizadores del Festival de Cannes no pueden controlar
Actrices descalzas: el Caballo de Troya que los organizadores del Festival de Cannes no pueden controlar - Créditos: @LOIC VENANCE

Como en cada una de sus ediciones, el Festival de Cine de Cannes se convierte en una pasarela donde las grandes estrellas lucen sus mejores galas y, a la vez, se transforma, en la plataforma en la que los estudios deciden estrenar algunas de sus mayores apuestas. Cate Blanchett es una de las grandes invitadas este año, y a pesar de prestarse al juego de vestirse y posar para la ocasión, la actriz dejó en claro que no iba a dejar pasar la posibilidad de visibilizar los mensajes que considera importante dar a conocer.

La actriz presentó en el festival la película The New Boy, un drama de Warwick Thornton en el que interpreta a una monja en tiempos de guerra en Australia y de la que, además, es productora. También fue la encargada de entregar uno de los premios en la gala organizada, en el marco de Cannes, por el medio estadounidense Variety y los Globo de Oro.

Para la ocasión, Blanchett lució un mono de terciopelo de Giorgio Armani y un largo abrigo en tono rosado. Sin embargo, lo que llamó la atención fue la ausencia de zapatos: presentó descalza el premio a la artista revelación -que fue para la actriz franco-iraní Zahra Amir Ebrahimi, por su labor en el film Holy Spider- , ante la atónita mirada de los presentes y de la prensa.

La decisión de aparecer y posar descalza no fue solamente una estrategia para señalar el sexismo de la industria y los sesgos reaccionarios del festival francés-Julia Roberts y Kristen Stewart ya lo hicieron en Cannes anteriormente por ese motivo- sino para pedir que se comience a pensar en los derechos de las mujeres a nivel mundial.

Sin zapatos. Kristen Stewart mostró su descontento con el dress code del festival de Cannes
Sin zapatos. Kristen Stewart mostró su descontento con el dress code del festival de Cannes - Créditos: @AFP

Los zapatos -su ausencia, en realidad- parece ser el Caballo de Troya de un festival que se toma muy en serio a sí mismo y que desde que estalló el movimiento #MeToo es objeto de críticas y de cuestionamientos por premiar y homenajear a hombres poderosos de la industria acusados y/o condenados por casos de acoso y abuso sexual. En 2018, Stewart decidió quitarse sus zapatos marca Christian Louboutin en la mitad de la alfombra roja y fue contundente al explicar las razones. “Si no les estás pidiendo a los chicos que usen tacones y un vestido, tampoco me lo pidas a mí”, declaró. Dos años antes, Roberts había hecho exactamente lo mismo en 2016, un año después que trascendiera que los organizadores del festival impidieron el ingreso de un grupo de mujeres a una proyección de la película Carol por usar zapatos bajos.

Julia Roberts también caminó descalza la alfombra roja de Cannes
Julia Roberts también caminó descalza la alfombra roja de Cannes

El momento elegido por Blanchett para quitarse los zapatos no fue casual: Ebrahimi debió huir de Irán a los 20 años luego de que se filtrara un video íntimo de ella junto a su novio y las autoridades de Teherán la acusaran ante la justicia de haber mantenido relaciones sexuales prematrimoniales. Si no hubiese huido, y la declaraban culpable, la actriz hubiese enfrentado una condena que incluía latigazos y años de prisión. “ Esto es para apuñalar a todos los que se interponen en el camino de los derechos de las mujeres ”, declaró Ebrahimi en el escenario, con el premio en sus manos.

En una charla que brindó junto a Coco Francini, su socia en la productora Dirty Films, Blanchett reveló que para Mrs. America, el drama de 2020 que relata la gestación del movimiento para ratificar la Enmienda de Igualdad de Derechos y la reacción liderada por la política y abogada conservadora Phyllis Schkafly, decidieron que la mayoría del equipo estuviese integrado por mujeres. A partir de ese momento, hay una cláusula no escrita que respetan a rajatabla a la hora de encarar un nuevo proyecto: “ Para cubrir cada posición debés entrevistar a una mujer y a una persona de color ”.

Según explicó en la charla, el germen de esa iniciativa tiene que ver con su propia experiencia en la industria. “ Hasta no hace mucho tiempo, cuando miraba a mi alrededor era la única mujer en el set. Es algo que nos pasó a ambas. Te preguntas por qué te sentís un poco alienado y molesto algunos días, y entonces te das cuenta de que sos la única mujer en el staff... Había 62 hombres, y sí, era la única mujer. Esta proporción es mala... Es realmente desproporcionada. Y significa que siempre te estás riendo de los mismos chistes. Tengo un muy buen sentido del humor, pero es algo que evidentemente tenemos que cambiar. Espero con ansias el día en que ni siquiera necesitemos tener entrevistas sobre mujeres en el cine”, remarcó Blanchett.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

DiCaprio, De Niro, Portman y Moore brillan en la alfombra roja de Cannes