Deportado en medio de la contingencia por el COVID-19

Tijuana, 19 Mar (Notimex).- El señor Héctor José Gutiérrez Salgado, de 38 años de edad, es un migrante mexicano, que permaneció 23 años viviendo de forma ilegal en los Estados Unidos, llegó a Tijuana este jueves 19 de marzo luego de ser deportado y contó a Notimex, su experiencia en el proceso de deportación en medio de la contingencia mundial por el COVID-19.

Entrevistado en la zona de ingreso peatonal de la Garita de San Ysidro, señaló que al salir del Centro de Detención en Bakersfield California, para luego ser trasbordado a una camioneta junto con otros 10 mexicanos ilegales en Estados Unidos, autoridades norteamericanas les hicieron algunas revisiones de salud.

“Cuando salimos del Centro de Detención, nos dijeron que nos subiéramos a una camioneta, pero antes nos tomaron la temperatura a todos, y nos hicieron algunas preguntas sobre los lugares donde habíamos estado”, dijo.

Después de eso, ingresaron a la camioneta que los trasladaría hasta el punto de repatriación en la Garita de San Ysidro, sin embargo al llegar a esta frontera, contó que solo les pidieron que se lavaran las manos con agua y con jabón.

“Ya cuando llegamos para acá, nomás nos dijeron que nos laváramos bien las manos, pero no nos dieron cubre bocas, ni gel, ni tampoco nos hicieron recomendaciones ni nada”, expresó.

Refirió que no conoce a nadie en Tijuana, sin embargo, su padre que aún radica en los Estados Unidos, le dijo que conocía a una mujer en esta ciudad, y ella iba a pasar por él para recibirlo.

Héctor llegó a Tijuana alrededor de las 14:00 horas, y hasta las 17:00 horas todavía nadie pasaba a recogerlo, por lo que decidió esperar en el acceso peatonal de la Garita de San Ysidro, el denominado Ped West.

“Voy a esperar un rato más, y si no llega la señora que conoce a mi papá pues ni modo, busco donde quedarme, traigo algo de dinero, pero no me quiero quedar en México, yo voy a intentar cruzar de nuevo a California”, manifestó.

Agregó que hace nueve años ya había sido deportado, pero debido a que toda su familia se encuentra radicando en los Estados Unidos, volverá a hacer un intento por cruzar, “si encuentro a un pollero ahora, ahí mismo hago el trato”, expresó.

Sobre las medidas sanitarias en el punto de repatriaciones, trabajadores del lugar contaron que precisamente este día habían sostenido una reunión para empezar a establecer los protocolos, Notimex buscó al titular de la oficina de representación del INM, Manuel Alfonso Marín Salazar, pero no tuvo respuesta.

-Fin de nota-

 

NTX/OVG/GVG