La deportación de inmigrantes hondureños aumenta un 45 por ciento entre enero y noviembre

Agencia EFE

Tegucigalpa, 4 dic (EFE).- La deportación de inmigrantes hondureños, principalmente de Estados Unidos y México, aumentó un 45 % entre enero y noviembre de este año en relación al mismo periodo de 2018, informó este miércoles una fuente oficial en Tegucigalpa.

En los primeros once meses fueron retornados al país centroamericano 101.646 hondureños que estaban en condición irregular frente a los 70.082 del mismo periodo de 2018, indicó el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras.

Las autoridades migratorias de Estados Unidos han retornado en el periodo de referencia a Honduras 38.715 hondureños que estaban en condición irregular, agregó.

Unos 62.478 hondureños regresaron a su país entre enero y noviembre de México, 445 de países de Centroamérica y 8 de Asia, Europa y Suramérica, según el Observatorio Consular.

Del total de deportados a Honduras, 63.826 son hombres, 15.250 mujeres y 22.570 menores de edad.

En 2018 fueron retornados a Honduras un total de 75.279 personas, superior a las 49.022 del 2017 y a los 69.370 del 2016, según las cifras del Observatorio Consular.

Pese al incremento de las deportaciones, el envío de remesas de los inmigrantes hondureños se ha mantenido al alza en los últimos meses.

Las remesas familiares enviadas a Honduras entre enero y octubre de este año sumaron 4.577 millones de dólares, un 12,8 % más que los 4.055 millones de dólares recibidos en el mismo período de 2018, según el Banco Central.

Representan alrededor del 20 % del producto interno bruto (PIB) y las autoridades económicas de Honduras se han fijado como meta que en 2019 las remesas superen los 4.000 millones de dólares.

Las remesas se han constituido en uno de los principales sustentos de muchas familias de este país y en una fuente importante de divisas de Honduras, por encima de las exportaciones como el café, los productos de la maquila, el camarón y otros.

En Estados Unidos, de acuerdo con la Cancillería, se calcula que viven alrededor de un millón de ciudadanos de Honduras, la mayor parte de ellos en condición irregular, que han escapado de situaciones que afectan al país como la violencia.

Estados Unidos anunció en noviembre que prorrogó hasta el 4 de enero de 2021 el Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés), iniciativa que beneficiará a más de 40.000 hondureños que viven en ese país.

Según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), la medida incluye la extensión automática de los permisos de trabajo para los ciudadanos cobijados por este amparo.

(c) Agencia EFE