El Departamento de Justicia estadounidense demanda a Texas por su ley antiaborto

·3  min de lectura

EL DEPARTAMENTO de Justicia de Estados Unidos presentó este jueves una demanda contra el estado de Texas por su nueva ley que prohíbe los abortos después de seis semanas de gestación.

“La ley es claramente inconstitucional”, dijo el fiscal general, Merrick Garland, en conferencia de prensa. “El Departamento de Justicia tiene la obligación de defender la Constitución de Estados Unidos y el estado de derecho. Hoy cumplimos con ese deber al presentar la demanda”, agregó.

La demanda se produce después de que el presidente Joe Biden fustigara la negativa de la Corte Suprema de bloquear la ley de aborto de Texas y prometiera lanzar un “esfuerzo de todo el gobierno” para revocarla.

La nueva ley que prohíbe la mayoría de las causales de aborto entró en vigor en el estado de Texas el miércoles 1 de septiembre después de que la Corte Suprema de Estados Unidos renunció a pronunciarse ante una solicitud de emergencia para frenarla.

También lee: ¿Las mujeres de Texas podrán practicarse abortos más fácilmente en México?

El presidente Joe Biden juró defender el derecho al aborto tras la adopción de la ley conocida como “Texas Heartbeat Act” (Ley del Latido del Corazón de Texas).

El texto prohíbe el aborto después de seis semanas de gestación —cuando muchas mujeres aún no saben que están embarazadas— sin excepciones por violación o incesto.

“Esta ley extrema de Texas viola flagrantemente el derecho constitucional establecido en el caso Roe vs. Wade, mantenido como precedente durante casi medio siglo”, dijo Biden en referencia al histórico caso fallado por la Corte Suprema en 1973 que consagró el derecho de la mujer al aborto.

“De forma escandalosa anima a los ciudadanos a demandar a cualquiera que cree que ayudó a otra persona a abortar”, dijo el presidente demócrata.

No te pierdas: EU: Corte Suprema se niega a bloquear ley de Texas que prohíbe el aborto después de seis semanas

“Mi administración está profundamente comprometida con el derecho constitucional establecido en el caso Roe contra Wade (…) y protegerá y defenderá ese derecho”, añadió

El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, firmó en mayo el proyecto de ley que prohíbe el aborto una vez que se puede detectar un latido fetal, lo cual suele darse alrededor de la sexta semana de embarazo.

Si bien ya se han aprobado prohibiciones similares en una docena de estados, hasta ahora todas habían sido bloqueadas en los tribunales para que no entraran en vigor.

Te interesa: EU: Ley de aborto en Texas ‘viola descaradamente’ los derechos estadounidenses, afirma Biden

El lunes 6, el Departamento de Justicia estadounidense prometió proteger, con los medios del Estado federal, las clínicas que realizan abortos en Texas. El Departamento “brindará apoyo a las fuerzas del orden federal si se ataca una clínica de abortos o un centro de salud sexual y reproductiva”, dijo el secretario Merrick Garland en un comunicado.

Ya se han hecho contactos con fiscales y con las oficinas del FBI en Texas al respecto, señaló. “No toleraremos ningún tipo de violencia, impedimento físico o daño material contra las personas que buscan o brindan servicios anticonceptivos”, dijo el comunicado.

El gobierno de Joe Biden también busca formas de contrarrestar legalmente la ley texana, que la Corte Suprema de Estados Unidos se ha negado a suspender, lo que supone un gran golpe contra el derecho al aborto. N

—∞—

Con información de AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.