El Departamento de Justicia de EEUU demanda a Idaho para proteger el acceso al aborto

·2  min de lectura

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó el martes una demanda que busca proteger el acceso al aborto, en su primer litigio desde que la Corte Suprema anuló las garantías legales del procedimiento.

La demanda contra Idaho busca obligar a este conservador estado del oeste del país a realizar abortos a mujeres que sufren emergencias médicas en hospitales que reciben fondos del programa federal de seguro médico Medicare.

Idaho es uno de varios estados que imponen una prohibición casi total del aborto después de que la Corte Suprema de Estados Unidos anuló en junio la histórica decisión "Roe v. Wade" que en 1973 consagró el derecho de la mujer al aborto.

El presidente demócrata Joe Biden condenó el fallo de la Corte Suprema y se comprometió a hacer todo lo que esté a su alcance para garantizar el acceso al aborto.

El fiscal general Merrick Garland dijo que la demanda está diseñada para proteger los derechos de las mujeres para acceder a la atención médica de emergencia garantizada por la ley federal.

El Departamento de Justicia dijo que una ley de Idaho que entrará en vigencia el 25 de agosto colide con la Ley de Trabajo y Tratamiento Médico de Emergencia (EMTALA por sus siglas en inglés), aprobada por el Congreso.

La EMTALA permite el aborto en situaciones en las que el procedimiento es un "tratamiento estabilizador necesario para una condición médica de emergencia".

El Departamento de Justicia dijo que la ley de Idaho no ofrece defensa para los proveedores médicos que realizan un aborto necesario para proteger la salud de una mujer embarazada.

"Usaremos todas las herramientas a nuestra disposición para garantizar que las mujeres embarazadas reciban el tratamiento médico de emergencia al que tienen derecho según la ley federal", dijo Garland.

"Y examinaremos de cerca las leyes estatales sobre el aborto para asegurarnos de que cumplan con la ley federal", agregó.

La Corte Suprema dijo que cada estado puede tomar sus propias decisiones con respecto al aborto", dijo. "Pero también puede hacerlo el gobierno federal".

Garland señaló que bajo lo que se conoce como la cláusula de supremacía en la Constitución, "la ley federal invalida las leyes estatales que están en contradicción directa".

Alrededor de dos docenas de los 50 estados de Estados Unidos han aprobado o avanzan para aprobar prohibiciones casi totales del aborto luego de la decisión de la Corte Suprema.

Los votantes en el estado de Kansas acuden este martes a las urnas para pronunciarse sobre el derecho al aborto, en la primera consulta popular sobre el tema desde que la Corte Suprema pusiera fin al derecho federal a ese procedimiento.

Los habitantes de Kansas están decidiendo si eliminar el derecho a interrumpir un embarazo de la Constitución de este estado tradicionalmente conservador.

cl/bfm/ad/yow

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.