El Departamento de Estado confirma la muerte de otro ciudadano estadounidense en Ucrania

·3  min de lectura

El Departamento de Estado de EE.UU. ha confirmado la muerte de otro ciudadano estadounidense en Ucrania, lo que sería al menos el séptimo estadounidense asesinado en el país en los seis meses desde que Rusia declaró la guerra.

Un portavoz le confirmó la muerte a Newsweek el viernes, pero dijo que “no tenían más comentarios” en este momento “por respeto a la privacidad de la familia”.

Si bien no ha revelado la identidad o las circunstancias que rodearon la muerte del estadounidense, los funcionarios rusos publicaron en Telegram una imagen de lo que afirmaron que es el pasaporte del hombre.

Oleg Kozhemyako, gobernador de la región de Primorsky Krai, en el extremo oriental de Rusia, informó que era un hombre de 24 años de Tennessee que había ido a Ucrania y se había inscrito como combatiente voluntario en el ejército ucraniano en julio.

The Independent se ha comunicado con el Departamento de Estado para confirmarlo.

El sábado, un funcionario de la RPD (República Popular de Donetsk) informó que el ciudadano estadounidense murió en combate en la región de Kharkiv el martes.

Darya Morozova, defensora del pueblo de la RPD, la cual se declaró una región independiente respaldada por Rusia, pero es reconocida como parte de Ucrania, detalló en Telegram que los funcionarios habían notificado tanto a los funcionarios estadounidenses como a la misión de monitoreo de la ONU en Ucrania, Matilda Bogner, sobre la muerte del combatiente voluntario.

Morozova declaró que lo habían trasladado a una morgue en la RPD y que los funcionarios estaban listos para entregar el cuerpo a sus familiares, informó el medio estatal ruso TASS.

Los resultados del bombardeo en la ciudad ucraniana de Derhachi el viernes (EPA)
Los resultados del bombardeo en la ciudad ucraniana de Derhachi el viernes (EPA)

“Quiero reiterar que a los mercenarios no se les considera combatientes y el derecho internacional humanitario no es válido en sus casos. Estos individuos son despojados de cualquier inmunidad durante los combates”, aclaró.

“Recomiendo encarecidamente que cualquier ciudadano extranjero que haya venido a Ucrania con fines militares abandone de inmediato el territorio de dicho país”.

“De lo contrario, nadie será responsable de su vida y seguridad”.

Al menos otros seis ciudadanos estadounidenses han muerto en Ucrania desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero.

Las familias de Luke Lucyszyn y Bryan Young confirmaron en julio que ambos habían muerto en combates en el este de Ucrania.

Esto ocurrió después de que Stephen Zabierslki muriera en mayo y el veterano de la Infantería de Marina, Willy Cancel, en abril.

La última muerte de un ciudadano estadounidense en suelo ucraniano se da la misma semana en que una diplomática estadounidense que trabajaba en la embajada de EE.UU. en Kyiv muriera en un accidente de bicicleta en Maryland.

Sarah Joan Langenkamp, una empleada del Departamento de Estado de 42 años que trabajaba como jefa de la Sección de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley en la embajada en la capital ucraniana, fue atropellada por un camión de plataforma mientras andaba en bicicleta en Bethseda el jueves.

La policía informó que el camión la atropelló y la declararon muerta en el lugar.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, confirmó su muerte en Twitter.

“Nuestros corazones están rotos tras la trágica y repentina muerte de nuestra colega Sarah Langenkamp. Nuestros pensamientos están con su familia, incluido su esposo, un querido colega y sus hijos, así como con todos sus muchos amigos y seres queridos”, tuiteó.