Departamento de Defensa intentó evitar revelar que Trump quería bombardear plantas de drogas en México

·2  min de lectura
El exsecretario de defensa estadounidense, Mark Esper (AP)
El exsecretario de defensa estadounidense, Mark Esper (AP)

Según los informes, el departamento de defensa de EE.UU. trató de impedir que el exsecretario Mark Esper revelara que Donald Trump había amenazado con bombardear México para “eliminar a los cárteles”.

Los funcionarios del Pentágono estaban alarmados por el efecto potencial que la revelación podría tener en las relaciones entre EE.UU. y México, informó CNN y citó fuentes familiarizadas con la disputa.

En su próximo libro A Sacred Oath, Esper relató una conversación en 2020 en la que el expresidente dijo: “Podríamos simplemente disparar algunos misiles Patriot y eliminar los laboratorios, en silencio”.

Esper escribe que pensó que era “todo una broma” si no hubiera visto la mirada seria en el rostro del presidente.

Una fuente le contó a CNN que el pasaje se convirtió en un gran obstáculo después de que Esper lo envió al departamento para su revisión y asegurarse de que no divulgaba información clasificada.

“Estaban bastante preocupados por esto debido al potencial de alterar las relaciones entre EE.UU. y México”, comentó la fuente.

“Se opusieron con vehemencia”.

La portavoz del Departamento de Defensa, Sue Gough, le comentó a The Independent que el libro de Esper fue revisado de acuerdo con sus prácticas estándar de seguridad previas a la publicación.

Estas revisiones son para garantizar que la información confidencial no se “divulgue al público de manera incorrecta”.

Donald Trump inspeccionando el muro fronterizo en la frontera con México en 2018 (AFP)
Donald Trump inspeccionando el muro fronterizo en la frontera con México en 2018 (AFP)

“No comentamos los detalles de las discusiones de revisión de seguridad con los autores”, aclaró Gough en un comunicado.

Esper demandó al Departamento de Defensa en noviembre pasado cuando intentaron bloquear la publicación de algunos pasajes, afirmó que ocultaban detalles vergonzosos “bajo el pretexto de la clasificación”.

En febrero, su abogado Mark Zaid declaró que el Pentágono había cambiado de postura sobre “la abrumadora mayoría” del material que los funcionarios habían considerado clasificado y, por lo tanto, no apto para su publicación.

Entre las muchas revelaciones sorprendentes en el libro estaba que el exasesor de Trump, Stephen Miller, quería que la cabeza de un líder de ISIS asesinado se sumergiera en sangre de cerdo y se exhibiera como una advertencia para otros terroristas .

Miller negó la acusación.

Esper fue despedido vía tuit dos días después de las elecciones de 2020, cuando Trump trató de “reforzar su control sobre el poder ejecutivo con demandas de lealtad personal”.

A Sacred Oath estará a la venta a partir del martes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.