Denuncias anónimas contra funcionario cesado de Conacyt no proceden

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 6 (EL UNIVERSAL).- Hace seis meses, la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, solicitó la renuncia del entonces director del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (Inaoe), el doctor Leopoldo Altamirano, por supuestas denuncias anónimas de acoso laboral y designación de recursos públicos a empresas sin controles requeridos.

Recientemente, la Secretaría de la Función Pública (SFP) informó que las cinco denuncias de las que fue fincado fueron concluidas por "falta de elementos de prueba, aptos, bastantes y concluyentes", se lee en una misiva que este organismo envío al doctor Altamirano.

El 13 de septiembre de 2019, el investigador informó vía Twitter que "a petición de la directora de Conacyt" presentó su renuncia. En primera instancia, Álvarez-Buylla lo negó pero más tarde reculó: "Hoy le informé de las denuncias en su contra en la SFP y le pedí que si tenían sustento se retirara del cargo. Su renuncia parece confirmar la veracidad de las denuncias", escribió la directora, esa misma noche.

En entrevista con El Universal, Leopoldo Altamirano señaló que desde octubre de 2019 se dio a la tarea de investigar la veracidad de las denuncias. Relató que, el día 5 de ese mes, solicitó a la Dirección General de Transparencia, información en relación a denuncias, investigaciones o procedimientos administrativos en su contra, a lo que le respondieron de manera oficial:

"Se hace de su conocimiento que, de una búsqueda exhaustiva en los documentos, sistemas y archivos físicos y electrónicos, así como en el Registro de Servidores Públicos Sancionados (RSPS), no se localizaron registros relacionados con la persona referida por usted (…)".

El cese forzado de Altamirano, coincidió con una situación similar al de la exdirectora del Centro de Investigación Científica de Yucatán, Beatriz Xoconostle, biotécnologa y reconocida por su labor en el mejoramiento de cultivos a semillas genéticamente modificadas, postura contraria a la de la directora Elena Álvarez-Buylla. Conacyt argumentó que Xoconostle era "sujeto de investigación" por parte de la SFP, pero no se le notificó formalmente ninguna acusación.

El exidrector del Inaoe señala que cuatro de las cinco denuncias anónimas se realizaron durante 2019. "Todas fueron solucionadas. Los que presentaron las denuncias no pudieron aportar elementos para que estas acusaciones siguieran adelante. La Función Pública las desecha, en consecuencia no tengo ninguna sanción y tampoco estoy inhabilitado", apunta.

También negó la posibilidad de proceder en contra de Conacyt por difamación. 2No tengo ningún rencor hacia la doctora María Elena, ella tomó su decisión de acuerdo a la información que tenía en ese momento. Está solucionado y quiero cambiar de capítulo y seguir adelante", destacó.

"La lectura que le doy es que la decisión se tomó con base en información equivocada, si en aquel momento se hubiera analizado, seguro que otra decisión se hubiera tomado", recalcó Altamirano.

"Igualmente les comparto que la Secretaría de la Función Pública, el 31 de enero de 2020, me expidió constancia de no inhabilitado, es decir que, no cuento con algún registro en el sistema electrónico de servidores públicos sancionados que lleva la Dirección General de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la SFP", se lee en su comunicado, por lo que ha decido postularse al proceso de auscultación interna para proponer al nuevo director.