Tras denunciar a su padre, Woody Allen, Ronan Farrow se puso al frente de la investigación contra Harvey Weinstein

LA NACION

Ronan Farrow, hijo de Woody Allen y Mia Farrow , no se mueve en los grises cuando de escuchar y preservar a las víctimas de abuso sexual se trata. Recordemos que en mayo de 2016, el periodista aprovechó el estreno mundial del film de su padre, Café Society, para manifestar su repudio contra el abuso que su progenitor habría cometido contra su hermana Dylan. Minutos antes del estreno de la película de Allen en Cannes, Farrow publicó un artículo titulado "Mi padre, Woody Allen, y el peligro de no hacer preguntas", en el que detallaba cómo la historia de su hermana nunca quiso ser escuchada por ningún periódico.

"Yo le creo a mi hermana, él sigue en libertad y dirigiendo películas gracias a una cultura de la impunidad y el silencio. Amazon ha pagado millones de dólares para producir su serie y su nueva película. Muchos actores, incluyendo algunos a los que admiro mucho, siguen actuando en sus películas. Uno de ellos me dijo en una ocasión que no era nada personal", escribió por entonces el periodista.

El caso Harvey Weinstein

Este año, Farrow publicó en The New Yorker otro artículo que tiene al abuso sexual como tema central. En esta oportunidad, Ronan pasó diez meses entrevistando a 13 mujeres que fueron víctimas del productor Harvey Weinstein y tuvo acceso a un audio en el que se puede oír cómo éste forzó a la modelo Ambra Battilana Gutierrez a entrar a una habitación de hotel mientras él se duchaba.

Asimismo, el artículo contó con tres duros relatos de las actrices Mira Sorvino, Rosanna Arquette y Asia Argento, quienes detallaron cómo fueron esos perturbadores encuentros con el magnate de Hollywood en habitaciones de hotel. Desde Twitter, Sorvino le agradeció a Farrow por su perseverancia para investigar y dar a conocer esas historias que se ocultaron por tantos años. "Gracias a vos por ser valiente", le respondió el periodista.