Denuncian vacunas inoculadas a personas que no son sanitarios en Los Ángeles

Agencia EFE
·2  min de lectura

Los Ángeles, 6 ene (EFE News).- Mientras cientos de personas hacen fila para recibir la limitadas vacunas contra la covid-19 en el condado Los Ángeles algunos ya la obtuvieron sin que les corresponda, según un reporte periodístico publicado este miércoles.

Según el diario Los Ángeles Times, en varios centros de vacunación de este condado californiano, algunas personas que no son trabajadores sanitarios han logrado recibir la vacuna de Moderna sin tener que mostrar una credencial.

En un sitio vacunación en el sur de Los Ángeles por ejemplo un centenar de personas recibieron la inmunización sin presentar ninguna prueba de trabajar en los servicios de salud.

Aunque aparentemente el problema había sido solucionado el martes, cuando los responsables del proceso comenzaron a pedir identificación que demostrara que la persona era un trabajador esencial de la salud, personas mayores de 65 años con alto riesgo con problemas de salud señalaron que no pudieron recibir la dosis.

Los lineamientos establecidos por el Departamento de Salud Pública de California establecen que en esta primera etapa que actualmente se desarrolla, la vacuna será administrada únicamente a trabajadores sanitarios y a adultos mayores residentes en centros de cuidado permanente.

La investigación del diario cita los centros de Pacoima, Lincoln Heights, South LA y San Fernando Recreation Park como lugares donde inicialmente no se pedían pruebas, un dato que se distribuyó por correos electrónicos y llevó a que gente que no tenía derecho se vacunaran.

La directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, Bárbara Ferrer, garantizó el martes ante la Junta de Supervisores condal que todos los trabajadores esenciales recibirán la vacuna pero que se deben seguir las prioridades establecidas.

Un informe presentado esta semana por la estación de televisión KABC denunció que en algunos hospitales del sur de California "familiares de los empleados y los médicos" habían recibido dosis de vacunas.

La explicación dada por alguno de los hospitales, según el medio, fue que eran vacunas que estaban muy próximas a vencerse o que habían sido dejadas fuera de refrigeración por lo que los trabajadores esenciales se habían negado a recibirlas.

Según la última actualización oficial, el condado de Los Ángeles presentaba el 5 de enero 841.392 casos positivos de coronavirus y 11.089 fallecimientos relacionados con la infección.

(c) Agencia EFE