Denuncian que soldados rusos acribillaron a dos civiles en Ucrania y publican las imágenes del momento en que ocurrió

·4  min de lectura
El asesinato quedó registrado en las cámaras de seguridad publicadas por CNN
Captura

KIEV.- Dos soldados rusos les dispararon a dos civiles desarmados, mientras se retiraban después de un encuentro en las afueras de Kiev, según denunció CNN, que obtuvo un video de una cámara de seguridad que muestra el episodio ahora investigado como un crimen de guerra por la Justicia ucraniana.

Los dos hombres murieron después de que les dispararan, de acuerdo a ese medio estadounidense, en un hecho que va en contra de las reglas fijadas para ese tipo de conflictos, que prohíben atacar a civiles.

Una de las personas sería el propietario de la concesionaria de autos donde todo ocurrió, que fue saqueada; y, el otro, Leonid Oleksiyovych Plyats, de 68 años, quien trabajaba en ese local como un guardia, informó CNN.

La hija de este último hombre, Yulia, no soporta ver el video del día que mataron a su papá. Sin embargo, lo guarda para mostrárselo a sus hijos y que no se olviden lo “salvajes” que fueron los soldados rusos. “Son verdugos”, le dijo a CNN y agregó: “Es horrible porque mi papá era un civil, tenía 68 años, era un hombre pacífico y desarmado”.

Este video que no tiene sonido, y que en CNN dicen haber podido confirmar su veracidad, fue capturado el 16 de marzo pasado y compila una serie de cámaras dispuestas alrededor de la concesionaria. Ahí se ve cómo se produce este asesinato a sangre fría de dos hombres desarmados.

En las imágenes, cinco soldados que serían rusos llegan y tratan de irrumpir en los negocios, con disparos a las cerraduras y roturas de vidrios. Cuando el dueño de la concesionaria se acerca con las manos arriba, lo detienen y se fijan primero si está armado. Después entra en escena Plyats, que también es cacheado, y parece haber una conversación antes que los soldados se den vuelta y los dos hombres regresen a sus puestos.

Pero después, al menos dos de los rusos vuelven cerca de los civiles y les disparan, dejándolos tendidos en el piso.

Además del asesinato de las dos personas, estas imágenes muestra cómo estos cinco soldados se sacan el chaleco antibalas y revisan cajones y escritorios adentro de la concesionaria. Incluso, uno de ellos agarra un gorro de un estante y se lo pone, y otros toman bebidas y celebran.

Plyats luchó por su vida

Cuando los soldados del Kremlin saqueaban los negocios, Plyats intentó salvarse. En las imágenes se lo ve intentar pararse y, también, cuando arma un torniquete en su pierna y vuelve a su puesto. En la casilla de seguridad, según CNN, el guardia consiguió un teléfono para pedir ayuda y llamó a otros civiles ucranianos que se quedaron en la ciudad para defender sus barrios.

Ellos trataron de rescatarlo e intercambiaron disparos con las fuerzas rusas, aseguró el comandante de ese grupo de voluntarios a CNN, pero no lo lograron. Los videos muestran a Playts caído en la cabina de seguridad y el momento en que estas personas lo encuentran y lo retiran, con una estela de sangre que queda marcada en el suelo.

Sin embargo, Playts murió en ese lugar. “Los combatientes civiles inicialmente tuvieron que retirarse porque no tenían la potencia de fuego suficiente para enfrentarse a los tanques y armas rusas”, afirmó el comandante. Este hombre aseguró también que Playts y el dueño de la tienda fueron advertidos de que los rusos se acercaban, pero decidieron quedarse.

En CNN aclaran haber consultado al Ministerio de Defensa de Rusia sobre el video, pero dicen no haber obtenido respuesta. En tanto, un fiscal importante de Ucrania precisó que desde la publicación del material, esto se investiga como un crimen de guerra.

Por su parte, la hija de Plyats sostuvo que su padre quería cumplir con su deber y que por eso se quedó en el trabajo. “Es seguro un crimen de guerra”, aseguró Yulia y agregó: “Merecen pena de muerte”. En tanto, pidió que los restos de su papá sean cremados, porque era imposible que tenga un entierro adecuado en medio de los ataques.

Mientras recuerda al empleado de seguridad asesinado como un padre “muy alegre”, desea que se haga justicia. “Ellos tienen que ser juzgados. Espero en una Corte Internacional. Espero que no solo Ucrania, sino todo el mundo, conozca estos crímenes”, aseveró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.