Denuncian que el sanatorio de Moyano entregó un cuerpo a la familia equivocada

LA NACION
·2  min de lectura
La Cornisa reveló el caso de una mujer que recibió las cenizas de quien supuestamente era su madre, pero el sanatorio la llamó días después para decirle que no era
Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

El Sanatorio Antártida, que maneja Hugo Moyano, quedó envuelto en un escándalo por la presunta entrega del cuerpo de una paciente fallecida al pariente equivocado, cambiando su identidad.

La institución, que pertenece a la Obra Social de Choferes de Camiones (Oschoca), justificó que se "traspapelaron" los cuerpos, según un informe periodístico.

La revelación forma parte de la emisión de este domingo de La Cornisa, el programa que conduce Luis Majul por LN+. El suceso, de acuerdo el informe, se desencadenó luego de que el 2 de mayo ingresaran diferentes pacientes del hogar geriátrico "El Parque de Hurlingam" por posible diagnóstico de coronavirus, después de que al menos siete personas dieran positivo.

Entre los pacientes internados se encontraba María Ester Grillo, quien falleció dos días después. Ese mismo día, personal administrativo del Sanatorio Antártida le informó a su hija Patricia Fiore que debía concurrir al sanatorio a realizar los trámites para la cremación. Al presentarse en el sanatorio, Fiore no pudo ver a su madre debido a que el protocolo sanitario lo prohíbe.

Cambios en la procuración: fuerte advertencia de los fiscales al Gobierno

Fiore relató en La Cornisa que, a las pocas horas de haber recibido las cenizas de quien creía era su madre, la llamaron nuevamente del Sanatorio Antártida y le indicaron que se habían equivocado de cadáver al entregarlo a la cochería, por lo que habían cremado a otro paciente creyendo que era su madre. Pero no se trataba de la única confusión: el mismo día ocurrió lo mismo con otras dos personas fallecidas.

A más de 6 meses de este escándalo, Fiore aún no pudo recuperar los restos de su madre, por lo que se presentó ante la Justicia y pidió una medida urgente para identificar el cadáver. Ella no sabe si su madre aún continúa en la morgue del Sanatorio Antártida.

Fiore denunció que su madre se encontraría desde hace más de seis meses en la morgue del sanatorio de la obra social de Camioneros. "Quiero despedir a mi madre, la que me crió y educó, con la que conviví gran parte de mi vida y no puedo hacerlo porque nadie me asegura fehacientemente que ese cuerpo que está en el Antártida corresponde da a ella", dijo.

La abogada especialista en temas de corrupción Silvina Martinez, explicó que, de inmediato tras conocerse lo sucedido, entró en acción el abogado de Moyano, Daniel Llermanos, "para tapar el escándalo" y que "se presentó en una comisaría y responsabilizó a las cocherías intervinientes".

Sin embargo, Martínez aclaró que es el personal del sanatorio y no la cochería quien debe verificar el procedimiento para el ingreso y egreso de cadáveres a la morgue.