Piden al presidente salvadoreño "claridad" en los planes para las víctimas de guerra

Agencia EFE

San Salvador, 10 sep (EFE).- Las víctimas del conflicto armado de El Salvador (1980-1992) se encuentran "en incertidumbre" por la "falta de claridad" del presidente Nayib Bukele sobre las acciones que ejecutará su Gobierno para la reparación de los afectados por la guerra, dijo este martes a Efe el activista David Ortiz.

"Las expectativas que tenemos son bastantes altas porque durante décadas las víctimas fueron ignoradas, luego en la pasada Administración fueron tomadas en cuenta, pero ahora no hay claridad sobre lo que se hará", afirmó Ortiz, uno de los portavoces de las víctimas de la guerra.

"En este momento hay una incertidumbre respecto a qué pasará con los programas de reparación impulsados en la pasada Administración (del expresidente Salvador Sánchez Cerén), porque no hay claridad del parte del nuevo Ejecutivo sobre cómo retomará la agenda con las víctimas de guerra", agregó.

El también representante de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad) apuntó que "las víctimas y sus portavoces" han solicitado, "en más de una ocasión", reunirse con el "presidente para conocer cuál será su política de cara a las víctimas, pero no ha respondido".

Ortiz vio positivo el encuentro que Bukele sostuvo, en junio pasado, con un grupo de víctimas de la masacre El Mozote, perpetrada por el Ejército en 1981, pero aseguró que "hay más personas que no han sido tomadas en cuenta".

"En El Salvador hay muchas víctimas de la guerra (...) hay muchas madres y padres que quieren saber quién se llevó a sus hijos, a sus esposos o esposas, a sus familiares. Quién torturó o secuestró a sus parientes", sostuvo.

El representante de las víctimas solicitó a Bukele "un acercamiento y un dialogo" con los afectados de violaciones de derechos humanos durante la guerra y llamó a la sociedad a "acompañar a las víctimas".

"Existen muchas incógnitas sobre el trabajo que el presidente realizará en el tema de reparación. Las víctimas quieren que el presidente les diga cómo va a trabajar con ellos, cuáles van a ser los espacios de apoyo, coordinación y seguimiento", agregó.

El conflicto armado entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) y el Ejército salvadoreño, financiado por el Gobierno estadounidense, se saldó con unos 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.

(c) Agencia EFE