Denuncian muerte de prisionero político en Perú

Lima, 5 Jun (Notimex).- La Asociación de Familiares de Víctimas de Genocidio (AFADEVIG) denunció hoy la muerte de Jorge Olivares del Carpio, prisionero político, debido a que no recibió atención médica oportuna.

"Como familiares alzamos nuestra voz de denuncia y responsabilizamos al Estado peruano, al actual gobierno encabezado por Martín Vizcarra, al Ministro de Justicia y al Jefe del INPE (Instituto Nacional Penitenciario), por la muerte del prisionero político, Jorge Eduardo Olivares del Carpio, quien luego de sentirse delicado el día martes, recién fue evacuado el miércoles con fuertes cólicos, llegando cadáver al Hospital Almenara casi a las 8 de la noche", denuncia AFADEVIG en un comunicado difundido hoy.

Además, cuestionaron que el Estado peruano argumente que Olivares murió a causa del COVID-19.

"Denunciamos que se pretenda pasar la muerte de Jorge Olivares como consecuencia del COVID-19, consideramos que el objetivo es encubrir su responsabilidad al no darle atención médica oportuna y el crimen de atenderlo en lo más elemental que demanda la preservación de la salud y la vida", explica la asociación.

Además reiteraron que apoyan y continuarán apoyando a todos los presos políticos cuya situación se ha vuelto aún más delicada en el contexto de la pandemia de COVID-19 pues, denuncian, ningún preso político ha sido considerado para cumplir condena en arresto domiciliario como medida para no exponerlos al virus.

Asimismo recordaron que otros presos políticos han muerto en el contexto de la pandemia de COVID-19, Natividad Bernardo Villar y Marino Rafael Uscata.

"¿Dónde quejarnos? ¿Dónde exigir sus derechos fundamentales pisoteados por el estigma de ser "terrorista, sin derecho a nada", sólo encontramos apoyo en el pueblo solidario que también padece el hambre de la cuarentena y el virus mortal que acecha.

Jorge Olivares se encontraba en prisión desde hace 25 años, acusado de actos relacionados con la guerra interna que se vivió en el país andino entre 1980 y 1992, y que culminó con la detención del líder del Partido Comunista del Peru (Sendero Luminoso), Abimael Guzmán Reinoso.

El abogado de éste último, Alfredo Crespo, anunció en días recientes que presentó un recurso legal para que a su patrocinado le realicen pruebas de COVID-19, luego del anuncio de que personal del penal en el que se encuentra recluido, se reportara enfermo.

La exigencia de Crespo es que en caso de que Guzmán Reinoso resultara contagiado de COVID-19, pudiera sobrellevar la enfermedad en arresto domiciliario pues el Penal Militar de la Base Naval del Callao, donde se encuentra, no tiene las condiciones necesarias para garantizar su tratamiento en caso de enfermedad.

-Fin de nota-

NTX/I/IS/FJ