Denuncian irregularidades en censo de EEUU

MIKE SCHNEIDER
·2  min de lectura
Maria Arce, una trabajadora del censo que dice que sus jefes le presionaron para introducir datos falsos en el sistema. Foto tomada el 6 de noviembre del 2020 en Natick, Massachusetts. (AP Photo/Elise Amendola)
Maria Arce, una trabajadora del censo que dice que sus jefes le presionaron para introducir datos falsos en el sistema. Foto tomada el 6 de noviembre del 2020 en Natick, Massachusetts. (AP Photo/Elise Amendola)

Dos trabajadores del censo de Estados Unidos denunciaron que sus supervisores los presionaron a que introduzcan información falsa en el sistema sobre viviendas a las que no fueron, a fin de poder terminar más rápido con el trabajo en los días finales del escrutinio.

En declaraciones a la AP, Maria Arce relató cómo su supervisor en Massachusetts le enseñó a eludir el protocolo. Afirmó que se sintió culpable al hacerlo, pero no deseaba contrariar a sus jefes quienes reiteraban que sus supervisores en Nueva York los presionaban para cerrar casos.

“Fue un fraude total. Me sentí terrible, terrible. Yo sabía que era falso, que estaba haciendo algo malo, pero ellos insistían, ‘no, no, hay que cerrar esto, tenemos que hacerlo’”, relató Arce.

Los sucesos habrían ocurrido a mediados de septiembre, cuando se acercaba el plazo de fin de mes impuesto por el gobierno de Donald Trump para poner fin al conteo demográfico.

Entretanto en Indiana, otra trabajadora del censo, Pam Roberts, denunció que sus jefes la presionaron para que inventara respuestas sobre viviendas en las que no había nadie en casa.

Roberts accedió a hacerlo sólo un día — en que inventó respuestas para una veintena de domicilios — pero al día siguiente se negó a seguir haciéndolo, afirmando que ello no era apropiado. Aseguró que inventó los datos sentada en su carro frente a las viviendas señaladas, porque el dispositivo electrónico usado para registrar los datos registraba la ubicación geográfica de cada trabajador.

“Ese no era el objetivo del censo. Si es información falsa, ¿cómo podríamos usarla?”, indicó en Roberts, quien vive en Lafayette, Indiana, en entrevista con AP.

Al ser preguntada sobre las denuncias, la Oficina del Censo aseguró estar investigando lo sucedido, pero no dio más detalles.

Una coalición de gobiernos locales y grupos activistas han emprendido una batalla legal en los tribunales federales sobre la exactitud del censo. Una demanda presenta en California tilda de inapropiada la decisión del Departamento de Comercio -- la entidad supervisora de la Oficina del Censo -- de fijar plazos para que el conteo culmine en septiembre.

La coalición afirma que el lapso abreviado para el censo causó que muchas personas de minorías étnicas no fuesen contadas, lo que las perjudica ya que el censo se usa para asignar escaños legislativos.

___

Mike Schneider en Twitter

https://twitter.com/MikeSchneiderAP