Denuncian intimidación y asedio a estudiante que encaró a Daniel Ortega

·2  min de lectura

Managua, 29 jun (EFE).- La opositora Alianza Ciudadana por la Libertad denunció este martes que el líder estudiantil Lesther Alemán, que encaró al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante el inicio de un fallido diálogo nacional hace tres años, fue víctima de intimidación y asedio policial.

Alemán, líder de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), que demandó rendirse a Ortega en medio de unas manifestaciones contra el Gobierno, fue interceptado por policías a su llegada a la sede del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), junto al también dirigente estudiantil Max Jérez.

En un video compartido por la alianza opositora se observa el momento en que un policía se le interpone en la entrada a los dos jóvenes, les pide sus documentos de identidad y a través de un radio se comunica con otro oficial.

Posteriormente el oficial regresó los documentos y con un teléfono móvil les hizo fotografías a los dos líderes estudiantiles.

Alemán, un joven que levantó la voz para condenar y criticar la represión del Gobierno sandinista en el marco de la revuelta popular que estalló en abril de 2018, dijo en un audio que "la estrategia de fondo es hacernos desistir del sueño de libertad" a los opositores.

"Nos quieren acobardar, quieren que se instaure el miedo y no podemos permitirlo", señaló el joven, de 23 años, que estudiaba cuarto año de Comunicación Social en la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), cuando se convirtió en el protagonista en el inicio del diálogo.

Ese día, un 16 de mayo de 2018, no dudó en llamar "asesino" a Ortega por haber cometido en el país "un genocidio", y le reclamó las muertes de sus compañeros por una opresión y una violencia que no vaciló en comparar con una esclavitud.

El líder estudiantil dijo que la Alianza CxL no desistirá "de alcanzar la libertad por medio de la vía cívica y pacífica, porque no podrán salirse con las suyas aquellos que recurren con el miedo para amedrentar a todo un país".

Por su lado, Max Jérez dijo que seguirán "en la firme determinación de luchar por la libertad aún incluso con la férrea represión de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo", porque "no estamos dispuestos a claudicar".

Nicaragua vive semanas convulsas tras las detenciones de líderes opositores -entre ellos cinco aspirantes a la Presidencia- que se producen de cara a las elecciones generales en las que Ortega, en el poder desde 2007, busca reelegirse por cinco años más.

El mandatario, un exguerrillero próximo a cumplir 76 años que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país entre 1985 y 1990, ha acusado a los líderes opositores de intentar derrocarlo con el apoyo de los Estados Unidos y los ha tildado de "criminales".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.