Denuncian impunidad en asesinato de cuatro periodistas holandeses en El Salvador

·2  min de lectura

El asesinato de cuatro periodistas holandeses emboscados por el ejército en 1982 durante la guerra civil en El Salvador cumplió 39 años sin que se haya castigado a los culpables, denunciaron este miércoles agrupaciones humanitarias.

"Lamentamos que han pasado 39 años de impunidad", declaró el director de la Fundación Comunicándonos, Óscar Pérez.

La ejecución de los holandeses es un caso "paradigmático de violación a la libertad de expresión", y por eso se exige que el Estado salvadoreño "lleve ante la justicia" a los autores intelectuales y materiales, dijo Pérez.

El 17 de marzo de 1982, durante la guerra civil (1980-1992), los periodistas holandeses Koos Jacobus Andries Koster, Jan Corenlius Kuiper Joop, Hans Lodewijk ter Laag y Johannes Jan Willemsen murieron tras una emboscada tendida por el ejército en el área rural del municipio de Santa Rita, Chalatenango.

"Hace 39 años, mi hermano Hans tenía solo 25 años, 39 años después, los asesinos siguen en libertad", declaró, Saskia ter Laag, en una grabación de video.

El equipo de periodistas, había llegado a El Salvador para elaborar un documental que reflejara el contraste que experimentaba una familia de la capital San Salvador y otra que vivía en un poblado conflictivo.

En la búsqueda de la verdad, 13 de marzo de 2018 diferentes organizaciones, con el apoyo del embajador de los Países Bajos para Centroamérica, Peter Derek Hogg, presentaron una denuncia penal ante la Fiscalía.

El abogado de la Asociación Salvadoreña por los Derechos Humanos (ASDEHU), Pedro Cruz, representante legal de dos de las cuatro víctimas, lamentó que desde un inició la Fiscalía dudó sobre qué "legislación procesal" aplicar al caso.

En 1982, cuando ocurrió el múltiple crimen, estaba vigente el Código Penal de 1974, que establecía un mecanismo de investigación dirigido por el juez de la causa. En el Código actual es la Fiscalía que hace todas las pesquisas.

En 2019, según Cruz, la Fiscalía "paralizó" la investigación del crimen y 2020 fue "un año perdido" en diligencias a pesar de tener una propuesta de línea de investigación.

En 2021, la Fiscalía "sale del letargo" y decide "no investigar" y acuerda aplicar los procedimientos de hace 40 años y traslada el caso a la jueza del poblado de Dulce Nombre de María, Chalatenango, explicó Cruz.

La Comisión de la Verdad, creada por la ONU para investigar las atrocidades de la guerra civil, concluyó que "existe plena evidencia" que en el crimen estaban involucrados militares.

La muerte de los periodistas holandeses "fue consecuencia de una emboscada planeada con anterioridad por el comandante de la Cuarta Brigada de Infantería, coronel Mario Reyes Mena, con el conocimiento de otros oficiales", estableció la Comisión.

cmm/mav/dga