Denuncian que faltan leyes para proteger ciclistas en Mérida

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., noviembre 14 (EL UNIVERSAL).- Pese a los programas viales en Mérida, aún faltan leyes que protejan al peatón y a los ciclistas, informó Everardo Flores Gómez, presidente de la asociación Ciclo Turixes en Mérida.

Aunque se han dado ciertos avances en materia de movilidad para la protección de los usuarios del transporte público, las personas que se trasladan a pie y en bicicleta, aún viven obstáculos para que se les respete su derecho al libre tránsito, manifestó el también especialista en vialidad.

Asimismo, en un informe de organizaciones civiles, en el año 2019 se dijo que el periférico de Mérida obtuvo el quinto lugar de las vialidades más peligrosas en todo el país, demostrado una infraestructura excluyente y de riesgo para los ciclistas y peatones.

"Vemos un periférico que cobra muchas vidas todos los años y sus denuncias no han recibido atención y no se han hecho obras que mitiguen el problema que está cobrando vidas en el anillo periférico de la ciudad, acotó.

Reveló que actualmente no se cuentan con leyes que reconozcan el derecho a la movilidad, y la actual, la que existe, es una ley de vialidad, y fue hecha durante la administración de Ivonne Ortega Pacheco, la cual se encuentra ya obsoleta, aseguró el presidente de Ciclo Turixes.

A pesar que ya hay en existencia dos propuestas en materia de movilidad dentro del congreso local, Flores Gómez, aseguró que no se ha cumplido con el consenso por parte de las diputadas que la están impulsando y de lograrse, Yucatán sería el estado número 23 en tener reformas constitucionales a favor de los peatones y ciclistas.

De todas formas, en el congreso federal se ha impulsado una ley general de movilidad, "una vez aprobada tendrá que sufrir efecto y al hacerla se tendrán esas disposiciones federales en el congreso local", sostuvo Flores Gómez.

Respecto a las nuevas ciclovías que han causado revuelo entre organizaciones civiles y autoridades, Everardo Flores comentó que vieron con buenos ojos este programa de infraestructura.

"Estos 71.1 kilómetros es un parteaguas, es una infraestructura para toda la ciudad. Es un redireccionamiento de los ciclistas que en los últimos años no habían tenido" afirmó.

Pero reiteró que es urgente que exista un nuevo marco legal que ayude y contribuya a cuidar al peatón y al ciclista en su libre tránsito, sentenció.