Denuncian fabricación de pruebas en detención de Orta

PACHUCA, Hgo., noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- Familiares de Abraham Orta Manzano, acusado de la desaparición forzada de un cliente del bar denominado "Jalisco no te rajes", acusaron fabricación de pruebas por parte del ministerio público, quien presentó una credencial apócrifa del imputado con la cual se le vinculó a proceso.

Gastón Orta dio a conocer que el 29 de agosto su hermano fue detenido acusado de haber participado en la desaparición de Josué Daniel Reyes, ocurrida el 5 de febrero.

La víctima había acudido al bar de donde desapareció y 11 días después fue localizado sin vida, en una presa del municipio de San Agustín Tlaxiaca.

Explicó que Abraham perdió su cartera en el 2019 junto con algunas tarjetas y su credencial de elector. De este documento fue solicitada una reposición, pero no se levantó ninguna denuncia. Derivado de ello dijo que uno de los guardias que trabajó en el bar utilizó su credencial y sólo cambió la fotografía pero permanecieron los datos.

Tras el delito que se cometió en el bar, las autoridades realizaron un cateo donde recuperaron varias credenciales y una copia de la que presuntamente pertenecía a su hermano, sin embargo dijo que se realizaron los peritajes y se pudo demostrar lo que a simple vista se ve, que se trata de una falsificación.

En la credencial está el rostro de una persona distinta a la de su hermano y porta una camiseta, mientras que en el documento original, del que cuentan con una copia, se muestra claramente a su hermano y luce una camisa. Estas pruebas fueron presentadas por la defensa el fin de semana durante la audiencia, sin embargo fueron desestimadas por el juez Emmanuel Otamendi.

Gastón Orta lamentó que sólo con esta credencial se haya dictado la vinculación a proceso, pero sobre todo que no se tomen en cuenta las pruebas que han entregado, por lo que solicitaron la intervención del encargado del despacho de la Procuraduría, Santiago Nieto, así como del gobernador Julio Menchaca, ya que dijo se trata de una injusticia.

Aseveró que su hermano nunca laboró en el bar, de hecho los trabajadores y quien en ese momento fungía como gerente declararon que en el lugar trabajó una persona de nombre Abraham, pero con características físicas distintas a la de su familiar.

Además explicó que el día en que ocurrió este hecho, Abraham había acudido con su madre a trabajar, ya que ésta tuvo que trasladarse a los barrios altos de Pachuca en sus actividades como capacitadora del INE. Por la tarde acompañó a su novia al veterinario y posteriormente a su casa de donde salió a la una de la mañana para regresar a su domicilio.