Denuncian “extorsión” por bloqueos en Texas; México y la Casa Blanca llegan a un acuerdo

·2  min de lectura

A mediados del pasado mes de abril, alrededor de 10 millones de dólares en frutas y verduras fueron paralizados en la frontera sur entre EE.UU. y México a raíz del controversial programa de inspección de vehículos que implementó el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott.

De cara al fin de semana de Pascua, algunas tiendas estuvieron desprovistas de algunos productos de alto consumo, tales como aguacates, limas, tomates, pepinos y mangos, la mayoría de ellos, provenientes de México, según TIPA (Texas International Produce Association).

Abbott, como parte de su estrategia para contrarrestar el flujo migrante en el territorio que gobierna, ordenó a policías que implementaran inspecciones a camiones comerciales mexicanos, los cuales se dirigían al norte, esto con el objetivo de “reforzar la seguridad” en las carreteras.

En su momento, el comisionado de Agricultura de Texas, Sed Miller, expresó que la disputa desencadenaría escasez de alimentos e, inclusive, propiciaría que los aguacates alcanzaran hasta 5 dólares por unidad. Por su parte, el Gobierno de la entidad dijo que, el 25 por ciento de los vehículos fueron retirados por frenos en mal estado y otros defectos; sin embargo, la reacción de empresarios y políticos del otro lado de la frontera fue feroz.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, calificó de “extorsión” los bloqueos en los cruces fronterizos impuestos por Abbott. En una entrevista con la prensa mexicana, refirió: “Déjame ponerlo entre comillas: es el esquema de extorsión. Más bien, es una extorsión; es decir, cierro la frontera, y tienes que firmar lo que yo diga”. El canciller mexicano explicó que los desafíos migratorios no son un problema del país azteca, “sino compartido, de carácter regional”.

En un viaje reciente a Washington, D.C., el canciller mexicano acordó con la Casa Blanca redirigir el tráfico terrestre de mercancías a Las Cruces, para evitar la entidad que gobierna Abbott, así como la imposición de revisiones y bloqueos extraordinarios en Texas. El acuerdo que, probablemente tarde en aplicarse varios meses, se pactó con el secretario de Seguridad Interna de EE.UU., Alejandro Mayorkas.

Mayorkas y Ebrard analizan un proyecto en conjunto con la Secretaría de Economía de México, el cual pretende mover una vía férrea que conecte el Pacífico con EE.UU. desde El Paso a Las Cruces, en Nuevo México.

En una entrevista televisiva, la secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, dijo: “Ya no vamos a usar Texas, vamos a buscar que se conecte a Nuevo México. No podemos ser rehenes de quien quiere utilizar el comercio como medida política”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.