Denuncian desaparición por el caso de Ayelin

·2  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., octubre 25 (EL UNIVERSAL).-Familiares de un vecino de la colonia La Candelaria, en Tixtla, -donde vivía la niña Ayelin, de 13 años, asesinada la semana pasada- denunciaron que está desaparecido el campesino Juan Pablo de la Cruz Reyes y otra persona apodada "El Cuirias" desde el pasado miércoles que policías ministeriales realizaron un operativo.

Dulce Huesca, esposa de Juan Pablo, relató que el pasado miércoles, alrededor de las 6:30 de la tarde, llegaron policías ministeriales a su casa y sin ninguna orden de aprehensión, entraron por la fuerza, tomaron fotos, lo sacaron de su casa y se lo llevaron al igual que a "El Cuirias".

La mujer indicó que lo único que los agentes le dijeron cuando llegaron fue que se lo llevaban a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) a que rindiera su declaración por el feminicidio de Ayelin.

Sin embargo, la esposa denunció que desde ese día no han tenido contacto con Juan Pablo y detalló que le ha llamado a su celular y no responde y en la FGE sólo les dicen que ahí no está, que probablemente se lo llevaron a la Ciudad de México a declarar.

Huesca afirmó que su esposo es inocente porque desde el domingo por la mañana -un día antes de que Ayelin fuera hallada muerta-, estaba en la comunidad de Atliaca.

El cuerpo de la menor de 13 años fue hallado la mañana del lunes 19 de octubre en la barranca Chichipico, a sólo 400 metros de su casa por un tío que llegó a ayudar en la búsqueda.

Desde el jueves 15 de octubre fue reportada su desaparición, por lo que familiares, amigos y hasta estudiantes de Ayotzinapa se sumaron a la búsqueda en los cerros y la barranca por donde caminó por última vez para tratar de localizarla.

La esposa de Juan Pablo indicó que en su familia tienen el temor de que la fiscalía lo implique en el feminicidio de Ayelin y lo presenten como el culpable.

En cuanto a el joven identificado como "El Cuiris", Dulce Huesca explicó que la familia de la niña Ayelin lo identifica como uno de los sospechosos de la desaparición, porque tenían problemas y por eso teme que lo traten de acusar del feminicidio.

El pasado viernes, el fiscal del estado Jorge Zuriel de los Santos Barrila anunció que tiene identificadas a cuatro personas como presuntos responsables del feminicidio de Ayelin, y hasta el perfil genético de uno de ellos. Sin embargo, nunca precisó si había detenidos por el caso.