Denuncian corrupción de jueces TSJO en asesinato de 2 mujeres

OAXACA, Oax., enero 9 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de habitantes de Ocotlán de Morelos, municipio de los Valles Centrales de Oaxaca, denunciaron presuntos actos de corrupción entre jueces del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca (TSJO) con la intención de no ejercer acción penal contra Gabino "N", presunto responsable del asesinato de una profesora y de la tía del periodista oaxaqueño Edgar Leyva.

Durante la protesta frente al Palacio de Gobierno de Oaxaca, informaron que solicitaron la intervención del presidente del TSJO, Eduardo Pinacho Sánchez, para que intervenga y revise la actuación de los jueces en el caso de las imputaciones contra Gabino "N".

Con consignas como "La justicia es un negocio redondo para los jueces" y "Justicia para periodistas", los pobladores señalaron especialmente al juez de Tanivet Carlos Tobías, a quien acusaron de "corrupto y criminal".

Los pobladores detallaron que existen por lo menos 15 carpetas de investigación relacionadas con cuatro homicidios y las demás por lesiones y despojos en la región de Valles Centrales y el corredor Ocotlán-Ejutla.

"Que ponga atención en el juego que hacen los jueces en la causa penal 1161/2021, ya que una juez acuerda una cosa y otro juez la revisa la misma cosa juzgada.

"Presentamos un memorándum para pedirle al presidente del Poder Judicial en Oaxaca revise la forma en que se imparte justicia, porque existen indicios de corrupción de una juez que favoreció al imputado en Gabino N., señalado como autor intelectual en el asesinato de una profesora y de su tía en febrero de 2021".

También aseguraron que el imputado está acusado de dirigir a un grupo de personas dedicadas al despojo de tierras en Ocotlán de Morelos en contubernio con autoridades municipales, trabajadores del gobierno de Oaxaca, funcionarios del Registro Civil y Catastro, así como con representantes agrarios de la región y de notarios públicos.

Los habitantes precisaron que en noviembre de 2022, la juez Luz María Soto Jiménez resolvió no vincular a proceso a Gabino "N", bajo el argumento de que no había suficientes pruebas contra el acusado.