Denuncian agravios contra comunidades en Chiapas

·3  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., marzo 28 (EL UNIVERSAL).- Mujeres de pueblos originarios defensoras de derechos humanos y una ONG denunciaron ante el embajador de Suiza en México, Eric Mayoraz, violaciones a "las garantías individuales" de más de 11 mil desplazados en Chiapas, de manera particular en el municipio de Aldama.

En el encuentro realizado la tarde de este sábado en las oficinas del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), Silvia Irene Sántiz, originaria de Aldama, aseguró que en su municipio 3 mil 499 desplazados son agredidos y despojados de 60 hectáreas por habitantes de Santa Martha Chenalhó. Desde hace más de 40 años, afirmó, enfrentan despojo "porque nos invadieron las tierras que nos heredaron nuestros abuelos y ancestros”.

Acusó al gobierno de administrar el conflicto por el cual se han registrado decenas de heridos (además de varios muertos), y no ha habido avances en el marco de acuerdos suscritos con el gobierno.

Los ataques y amenazas no les permiten trabajar sus tierras. La única fuente de ingresos que poseen es la cosecha de café. "Anoche todavía, y hoy en la mañana "nos estuvieron agrediendo", expuso Silvia Irene.

Rosa Díaz Gómez, tzeltal del municipio de Chilón, contó que desde 2008 pretenden despojarla de un terreno. En 2010 balacearon su vivienda, la "secuestraron y fue torturada sexualmente". Con el apoyo del Frayba le otorgaron medidas cautelares, y por intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, colocaron mallas a sus viviendas.

Pedro Faro, director del Frayba aseguró que el gobierno en Chiapas "simula" atender "las problemáticas muchas de ellas históricas" derivadas del abandono de "la delibrada impunidad". Además, debido a la pandemia, se sobreponen "las problemáticas graves" a violaciones a derechos humanos en pueblos originarios, principalmente en desplazados.

Por la violencia en las regiones altos, norte y selva, agregó, el Frayba ha documentado 11 mil 476 víctimas de desplazamiento forzado.

Citó el caso de Aldama, con más de 3 mil 499 personas que viven en un ambiente crítico por las agresiones de un grupo armado de Santa Martha, Chenalhó, que desde abril de 2018 los asedia. La violencia no se desactiva en contra de 12 comunidades.

En la relatoría estuvo también el Coro de Acteal de la Organización Sociedad Civil Las Abejas, que afirmó que la matanza de 45 lugareños, el 22 de diciembre de 1997, continúa impune. Exigió además el retiro del Ejército de sus pueblos.

El embajador Mayoraz, quien este sábado concluyó una visita de tres días en Chiapas, expresó preocupación por "situaciones como la de Aldama, que Rosa nos contó".

Aunque precisó que no le competía realizar una evaluación de la situación como tal; "para esto hay organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Consejo de Derechos Humanos que son mucho más capacitados que nosotros para hacer una evaluación sobre la situación real de derechos humanos", enfatizó.

El diplomático europeo dijo que habló también con el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, sobre varios temas.

"Esta parte de mi viaje (el encuentro en el Frayba) es importante, pero también estuve para hablar con inversionistas y anunciar una importante inversión de la empresa suiza Nestlé en el municipio de Chiapas de Corzo, y para hablar también de la cultura, de los 75 años de las relaciones diplomáticas Suiza-México, así como de la situación de la pandemia", comentó.