Denuncian abusos sexuales a menores en orquestas de Venezuela

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 28 (EL UNIVERSAL).- El exitoso Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, conocido como El Sistema, concebido y fundado en 1975 por el maestro y músico venezolano José Antonio Abreu, cuyos egresados han engrosado las filas de cientos de orquestas en todo el mundo, está envuelto en un escándalo tras las acusaciones de presunto acoso y abuso sexual en contra de músicos adolescentes.

El periódico "The Washington Post" publicó el artículo de opinión "El 'secreto a voces' del abuso sexual en el famoso programa de la orquesta juvenil de Venezuela finalmente queda al descubierto", que da cuenta de las acusaciones en contra de maestros, quienes, según las víctimas, han tenido acciones "depredadoras" en contra de los estudiantes menores de edad.

El artículo, firmado por Geoff Baker, profesor de música en Royal Holloway, Universidad de Londres, y autor de "El Sistema: Orquestando a la juventud venezolana", y por William Cheng, presidente y profesor asociado de música en Dartmouth College, y autor de "Loving Music Till It Hurts", explica que desde abril pasado el movimiento #MeToo "sacudió tardíamente la esfera cultural de Venezuela".

La ola de denuncias alcanzó a El Sistema, creado por Abreu para sistematizar la instrucción y la práctica colectiva e individual de la música a través de orquestas sinfónicas y coros, como instrumentos de organización social y de desarrollo humanístico.

Los autores explican que una ex música de El Sistema, Angie Cantero, publicó una historia pública en Facebook, en la que aseguraba que había "pedófilos, pederastas y un número incalculable de personas que han cometido el delito de estupro” dentro de este programa del que han egresado figuras como el director de orquesta Gustavo Dudamel.

Cantero aseguró que comenzó a recibir propuestas sexuales de profesores adultos cuando tenía 13 años, a los que se negó, pero, dijo, muchos de sus compañeros, también menores de edad, se involucraron sexualmente con sus profesores.

La historia de Cantero, dice "The Washington Post", desató más denuncias.

"La valiente revelación de Cantero ha provocado desde entonces un retrato colectivo de las adolescentes en El Sistema siendo sistemáticamente preparadas por maestros mayores, con insinuaciones y propuestas coercitivas como hechos cotidianos", dice el artículo.

Baker y Cheng aseguran que buscaron a varias mujeres para corroborar la información. Así llegaron a Lucía, miembro de El Sistema durante 18 años, quien les contó que los comportamientos "depredadores habían sido evidentes durante mucho tiempo en el programa".

"Los músicos de El Sistema han alegado además que algunas figuras masculinas de autoridad intercambiaban beneficios musicales (giras, cursos intensivos, promociones) por sexo. Ese comportamiento abusivo, dijeron, se ha dado durante mucho tiempo 'un secreto a voces'", dice el periódico.

El propio Baker describió los problemas del acoso y abuso sexual en su libro de 2014 sobre El Sistema. La organización, dijo, respondió diciendo que las acusaciones de abuso generalizado eran "absolutamente falsas".

El artículo cita más ejemplos de cómo estas prácticas eran normalizadas por los maestros, quienes justificaban las agresiones sexuales para que los menores crecieran musicalmente, y que las víctimas, con frecuencia, no tenían claro que estaban siendo violentados.

"Algunas personas podrían argumentar que El Sistema hace más bien que mal. Pero tales afirmaciones siempre serán endebles mientras no se investigue adecuadamente el daño", señalan los autores.

El Sistema goza de un prestigio internacional, además se ha trato de replicar en muchos países para crear orquestas y coros infantiles y juveniles.