Denuncian abusos contra migrantes en el mar Egeo

RENATA BRITO
·1  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 28 de septiembre de 2020, un chico mira a los agentes de policía mientras espera subir a un bus del campo de refugiados Kara Tepe al puerto de Mytilene, isla de Lesbos, Grecia. (AP Foto/Panagiotis Balaskas, File)

BARCELONA, España (AP) — Abogados de derechos humanos han reclamado a Frontex, la agencia fronteriza y guardacostas europea, que detenga inmediatamente sus actividades en el mar Egeo y la han acusado formalmente de violar los derechos de los migrantes a solicitar asilo, entre otras infracciones al derecho europeo e internacional.

La denuncia preliminar presentada por Front-Lex, un organismo legal que cuestiona las políticas europeas de migración, y por el centro legal Lesvos, una ONG que brinda asistencia legal a migrantes en Grecia, fue enviada el lunes al director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri. Le han dado plazo de dos meses para responder antes de remitir el caso a la Corte Europea de Justicia.

Frontex niega haber cometido violaciones, aunque Leggeri enfrenta presiones crecientes para renunciar. Grecia también niega haber rechazado ilegalmente a los solicitantes de asilo.

En un documento de 34 páginas, los abogados acusan a Frontex no solo de no denunciar las expulsiones colectivas de Grecia en el mar sino de participar directamente en el rechazo ilegal a los solicitantes de asilo que tratan de llegar por mar desde Turquía, en violación de los “derechos fundamentales y las obligaciones internacionales de protección”, así como de poner en riesgo la vida de los migrantes.

Los rechazos o expulsiones colectivas se producen cuando se obliga por la fuerza a los migrantes a regresar al otro lado de la frontera sin darles la oportunidad de solicitar asilo. La no devolución es un principio del derecho internacional según el cual una persona no debe ser expulsada ni obligada a regresar a un país donde su vida y seguridad podrían estar en peligro en razón de su raza, religión, nacionalidad o pertenencia a un grupo social o político. La ley de derechos humanos europea también prohíbe la devolución.