Denuncian abusos, maltratos y "grupos de choque" en Albergue Coruña

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 25 (EL UNIVERSAL).- Abusos, maltratos, prepotencia y hasta, en algunos casos, siembra de delitos y "grupos de choque", fueron algunas de las quejas que población de la calle realizó durante la primera audiencia pública de la semana de trabajos "Que la calle no lxs calle", promovida por la Asociación Parlamentaria Ciudadana (APC) del Congreso local y la agrupación El Caracol, AC.

El salón "Heberto Castillo" del Antiguo Palacio de Donceles, fue el sitio en el que durante más de dos horas, medio centenar de adultos mayores, hombres y mujeres, acompañados de algunos menores de edad, relataron sus historias y experiencias, la mayoría de ellas al interior del Centro de Atención e Integración Social (CAIS) conocido como Albergue Coruña.

"Agradecemos mucho su visita, participación e interés. Es una charla para que podamos conocer sus experiencias, quiénes son y de dónde vienen. Para analizar el problema, tener el contexto completo de lo que pasa con la población callejera. Es importante escucharlos, porque para tener un diagnóstico no podemos quedarnos sólo con los números, sin tomar en cuenta la realidad que viven todos ustedes", expresó Royfid Torres González, coordinador de la APC.

José Jorge fue de los primeros en hacer uso de la palabra voz, para denunciar lo que a diario sufren en ese albergue, dependiente de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (SIBISO), conocido como Coruña, uno de los más grandes de la capital y del país.

"Somos casi 80 adultos mayores de 65 a 80 años, que a diario estamos ahí y vinimos hoy aquí para solicitar su apoyo, porque el pasado viernes nos dieron una hoja diciendo que debíamos irnos del lugar, pues lo estaban remodelando, pero nosotros no podemos movernos, porque muchos tenemos distintas necesidades, alimentarias y médicas", reveló el hombre.

Ante ello, comentó que buscaron a los responsables, "que dicen ser el coordinador Víctor Daniel García o el subdirector Miguel Violante, pero nos atienden para escucharnos o saber nuestras razones o motivos. Lo único que nos dice el personal, es que quieren que sólo se queden los más jóvenes", señaló.

El relator sostuvo que ante su presencia en esta Audiencia Pública teme represalias, pues la actual administración, sostuvo, "tiene un grupo de choque al que le llaman Brigada de Apoyo, que golpea y amedrenta a los usuarios", reveló.

Ante esta situación, el representante del partido Movimiento Ciudadano (MC) en el Congreso local, responsabilizó a dichos funcionarios y a las autoridades, "de cualquier acto de intimidación", cuyo testigo quedó grabado en la transmisión en vivo y vía redes sociales que realizó del encuentro el Canal de Televisión del Congreso local.

Durante la exposición, estuvo el presidente de la agrupación El Caracol, AC, Luis Enrique Hernández, quien agradeció al Congreso capitalino por realizar este ejercicio de dar voz a quienes habitan en la calle, de quien, dijo, "se investiga poco, pero se dice mucho, y pocas veces se les escucha".

Por su parte, la diputada local del PAN y vicecoordinador de la APC, Daniela Álvarez Camacho, comentó que por la mañana acudió al Albergue Coruña, para comprobar las quejas que ha recibido de ese lugar, y encontró personas dormidas en la calle, baños sucios y condiciones indignas.

"Créanme que sus voces hoy nos dejan mucho a la reflexión, pero también nos invitan a luchar para que estas cosas dejen de pasar. Nosotros queremos crear un precedente para que esta situación se pueda erradicar. Nadie merece vivir así", expresó.

Durante las intervenciones, también habló Norma R., mujer que acusó que las brigadas de apoyo los golpean y, en ocasiones, "hasta nos manosean. No creemos que merecemos ese trato, porque también somos personas", denunció.

A su vez, el joven José S. relató que hace dos años salió del Reclusorio por un delito que, según él, "no cometí", pero que le adjudicaron en el mismo CAIS de Coruña.

Situación similar denunció Raúl R., quien llevó a una compañera en silla de ruedas al hospital, pero en el camino falleció por la falta de atención médica y al retornar a las instalaciones le querían acusar de homicidio, "pero la gente del Caracol me ayudó bastante para que eso no ocurriera", sostuvo.

Otros jóvenes que habitan en las calles, expusieron que en diferentes momentos han sufrido agresiones, violencia y robos de policías o autoridades, mientras que otros reconocieron el apoyo recibido, incluso para estudiar la educación básica y media superior.

El próximo miércoles se llevará a cabo en el recinto legislativo de Donceles una segunda audiencia pública, ahora con madres pertenecientes a la población callejera, que han sido apartadas de sus hijos, "y el viernes un Parlamento Abierto con la presencia de especialistas", anunciaron los integrantes de la APC.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.