Tras denuncia de plagio de huipil, marca se disculpa y retira prenda

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., enero 13 (EL UNIVERSAL).- Luego de las acusaciones de plagio por parte de la comunidad mazateca y del Instituto Oaxaqueño de las Artesanías (IOA), la marca australiana Zimmermann reconoció que su "Vestido estilo túnica con paneles de The Riders" efectivamente estuvo inspirado en el huipil mazateco, de la región Cañada del estado, pero sin haberle otorgado el crédito correspondiente, por lo cual la prenda fue sacada del mercado.

"Zimmermann reconoce que el vestido túnico panelado de nuestra actual colección de natación se inspiró en lo que ahora entendemos que es una prenda tradicional de la región de Oaxaca en México. Pedimos disculpas por el uso sin el crédito adecuado a los propietarios culturales de esta forma de vestimenta y por la infracción que ha causado", apuntó la firma originaria de Sidney, Australia.

A través de sus redes sociales, donde desde ayer 12 de enero ha recibido cientos de críticas por la explotación sin permiso del traje de gala mazateco, la marca apuntó además que tomará medidas para que la situación no vuelva a ocurrir, esto pese a algunos señalamientos de que también otra de sus prendas tiene similitudes con el huipil de Jalapa de Díaz. "Aunque el error no fue intencionado, cuando fue puesto en nuestra atención hoy, el artículo fue retirado inmediatamente de todas las tiendas Zimmermann y nuestra página web. Hemos tomado medidas para asegurar que esto no vuelva a suceder en el futuro", detalló.

El vestido de la marca extranjera, cuyo corte y detalles emulaban al tradicional Hupil Mazateco, pero con alteraciones que las comunidades han calificado de falta de respeto, se ofertaba en línea a 850 dólares, un aproximado de 17 mil pesos, más gastos de envío. Aunque se desconocen las piezas existentes hasta ayer que se generó la polémica por el plagio, dos tallas de esta prenda estaban ya agotadas en la página de la firma.

En la región Cañada del estado, sobre todo en los municipios de Huautla de Jiménez y Santa María Chilchotla, las personas encargadas de realizar los tradicionales huipiles son artesanos y artesanas indígenas que ofertan estas piezas incluso desde los mil pesos mexicanos. El huipil mazateco es una prenda ancestral cargada de la cosmovisión indígena y utilizada en ocasiones especiales; sus bordados y colores recuerdan la diversidad de flora y fauna de la región. El legado del bordado de punto de cruz es una técnica que se hereda de generación en generación en prácticamente todas las familias mazatecas, y en muchos casos es el sustento de ellas, sobre todo cuando las madres son cabezas de familia.