No hay nueva denuncia contra Ginny Hoffman y Alexa Parra

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 19 (EL UNIVERSAL).- No existe ninguna nueva denuncia en contra de la actriz Ginny Hoffman y su hija Alexa Parra interpuesta por el también actor Héctor Parra, así lo aclara su abogado José Luis Guerrero a EL UNIVERSAL, luego de que se diera a conocer la noticia de que la actriz y su hija estaban enfrentando una acusación reciente.

Lo que sucedió el viernes 13 de agosto fue un juicio de amparo promovido por la defensa de Héctor Parra, quien se encuentra detenido en el reclusorio oriente tras ser acusado de abuso sexual por su hija Alexa, esto con la finalidad de impulsar la denuncia penal por violencia familiar que Héctor hizo desde octubre del 2020 contra Ginny y Alexa y que no ha sido atendida.

"La denuncia por la que Parra se encuentra hoy privado de su libertad es de octubre también, claro, es por otros delitos, por abuso sexual y corrupción de menores, se tramitan ante fiscalías distintas, pero en tiempo tampoco son tan complicadas las actividades que tendrían que desahogarse para llegar a la determinación, pero a pesar de que con Héctor ya se determinó en junio, no hemos encontrado determinación para esta demanda que se tramitó tres días después, por eso nos fuimos a la vía de amparo, para que la fiscalía diga por qué no ha podido desahogar", aclaró José Luis Guerrero.

Entre las pruebas que asegura el jurista no se han tomado en cuenta, están el testimonio de la actual pareja de Parra y el dictamen víctimal que acredita la afectación emocional del actor.

Además también hay una demanda civil del año pasado contra la editorial de una revista y Ginny Hoffman por la entrevista en la que reveló el abuso antes de haberlo denunciado.

"Ayer contestó la editorial y dijo 'yo no di los datos, los dio Hoffman, los dio Alexa Parra', es claro que como medio de comunicación no generan la información, pero al final del día obtienen un lucro y es con este lucro con el que se agravia la imagen de Héctor y por supuesto es cuantificable", afirmó el abogado.

En este caso, las consecuencias que asumiría la editorial por el delito de daño moral serían el pago de los ingresos generados en esta acción. "Estamos pidiendo que el SAT determine los ingresos, las cuentas que pudieran haber estado vinculadas entre Ginny Hoffman, ella ha dicho que no cobró por la entrevista, pero queremos que esto se aclare, que se vea si en el mes de agosto hubo algún movimiento que vincule porque estaríamos hablando de un lucro y afectación con estos fines".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.