Denuncia familia de Heidy apatía de FGJ

·2  min de lectura

ZACATECAS, Zac., julio 29 (EL UNIVERSAL).- Este viernes se cumplen tres meses de que ocurrió el feminicidio de Heidy Noriega Torres, de 31 años, pero a la fecha su agresor sigue prófugo de la justicia, pese a que "se supone está plenamente identificado", reclaman familiares de la víctima.

Argumentan que existen evidencias de que fue su expareja quien la golpeó brutalmente dejando su cuerpo inerte junto a su pequeño hijo de un año, quien lloró incesantemente toda una noche hasta que la mejor amiga de Heidy descubrió el cadáver. Griselda, una de las hermanas de la víctima, incluso subió una petición para recabar firmas en la plataforma change.org para exigir que este feminicidio no quede impune, que no sea una cifra más y se haga justicia por este asesinato que dejó en orfandad a tres niños de 10, cinco y un año de edad.

La mujer reprocha: "No vemos ninguna acción contundente ni interés en capturar al presunto feminicida, pese a que está plenamente identificado, pues fue la última persona que estuvo con Heidy esa noche del 29 de abril".

Griselda acusa que la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas ha minimizado este crimen, primero, porque no actuaron a tiempo y permitieron que el agresor escapara de ese pueblo, igual que sus familiares. Además, a la fecha, no han emitido ninguna ficha de búsqueda para que pueda ser reconocido y se logre su captura. Sin embargo, al ver que pasan los días y no hay resultados y ya ni siquiera les dan información sobre los avances, han recurrido a exigir justicia por diversas plataformas de ayuda.

Maltrato y amenaza

La familia de Heidy asegura que el crimen que ocurrió en el municipio de Valparaíso, y el agresor lo cometió frente al bebé de un año y de su propia hija de cinco años, ya que después de cometer el asesinato, éste se llevó a la niña para dejarla en la casa de su familia, pero no le importó abandonar al bebé llorando, ya que el pequeño no es hijo de él.

Los familiares mencionan que cuando Heidy fue pareja de Rubén "N" sufrió maltrato y constantes amenazas, por eso ella lo dejó y se fue a vivir al Estado de México. Sin embargo, al tratar de rehacer su vida, se juntó con una persona con quien procreó al bebé, quien al tiempo también la comenzó a maltratar, incluso la corrió de su casa con sus dos hijos, situación que la obligó nuevamente a regresar a Valparaíso.

Tenía más de un mes que había retornado al pueblo y llegó a la casa de su madre, quien tuvo que viajar a Estados Unidos, por ello Heidy estaba sola en la casa, y por tal motivo creen que su expareja aprovechó para acercarse a ella con el pretexto de ver a su hija.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.