La denuncia de corrupción que sacude a Brasil: un dólar de coima por cada vacuna comprada

·3  min de lectura
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, habla junto al ministro de Salud, Marcelo Queiroga, durante la ceremonia de inauguración de un nuevo registro de pescadores profesionales, en el Palacio Planalto de Brasilia
EVARISTO SA

BRASILIA.- Un nuevo escándalo por corrupción en torno a las vacunas de coronavirus implicó a un director del Ministerio de Salud de Brasil, que fue despedido hoy de su cargo tras ser acusado por un intermediario de AstraZeneca de pedir una coima de un dólar por cada dosis, un incidente que golpea al presidente Jair Bolsonaro en su peor momento de estabilidad política por otro episodio de sobreprecios de vacunas.

El representante de la empresa estadounidense Davati Medical Supply en Brasil, Luiz Dominguetti, declaró que “el director de Logística del Ministerio de Salud, Roberto Ferreira Dias, me solicitó un soborno por la compra de vacunas de Oxford producidas por el laboratorio AstraZeneca”.

La Gran Renuncia: por qué los trabajadores en Estados Unidos están dejando sus empleos a un ritmo récord

En una entrevista con el diario Folha de S. Pablo, el denunciante dijo que el funcionario le solicitó el pago de 1 dólar de “propina” por cada una de las 400 millones de dosis de AstraZeneca ofertadas por la empresa.

Fue una “situación muy tenebrosa, muy asquerosa”, aseguró Dominguetti en la entrevista.

“Dias me dijo que sólo podía venderle vacunas al Ministerio apenas de esa forma, pagando un dólar por vacuna”, afirmó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según el denunciante, el episodio ocurrió durante una cena celebrada el 25 de febrero, cuando Brasil se aproximaba a los 300 mil muertos por el coronavirus por la letal segunda ola impulsada por la variante Manaos y el bolsonarismo dejaba atrás su discurso de repudio hacia las vacunas.

La denuncia, publicada hoy en la tapa de ese medio, se suma a otra sobre sobrefacturación de un contrato entre la firma Precisa Medicamentos y el Ministerio de Salud para comprar 20 millones de vacunas indias Covaxin.

Coronavirus: Vladimir Putin reveló que se vacunó con la Sputnik V y contó por qué la eligió

Este episodio se destapó el viernes, cuando el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte, recibió una denuncia para investigar a Bolsonaro por haber sido anoticiado el 20 de marzo por el diputado Luiz Miranda del fraude de sobreprecios de Covaxin y no realizar la denuncia ante la Policía Federal.

Los escándalos vinculan a figuras relacionadas con el exministro de Salud de Michel Temer, el diputado Ricardo Barros, que tiene el cargo de líder del Gobierno en la Cámara de Diputados y es del Partido Progresista (PP), la fuerza que le otorga la mayoría a Bolsonaro y que está frenando, por ahora, los pedidos de juicio político.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y el ministro de Salud, Marcelo Queiroga. El gobierno brasileño anunció la suspensión del contrato de compra de 20 millones de dosis de la vacuna Covaxin de fabricación india.
EVARISTO SA


El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y el ministro de Salud, Marcelo Queiroga. El gobierno brasileño anunció la suspensión del contrato de compra de 20 millones de dosis de la vacuna Covaxin de fabricación india. (EVARISTO SA/)

El ofrecimiento de coima está sustentado en correos electrónicos que indican que el funcionario pedía a la estructura del Ministerio de Salud acelerar el proceso de compra.

Vamos a convocar al señor Dominguetti para que declare ante la el próximo viernes”, anunció Randolfe Rodrigues, vicepresidente de esta entidad.

Brasil aplica la vacuna anglo-sueca AstraZeneca pero por un acuerdo directo para producirla en su laboratorio Fiocruz, no por intermediarios que se acercaron al Ministerio de Salud.

Agencias ANSA y Telam

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.