Una denuncia de corrupción mancha por primera vez al entorno de Bolsonaro

LA NACION

SAN PABLO (Reuters).- En plena campaña electoral, Paulo Guedes, el principal asesor económico y gurú del candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro , está siendo investigado por el ministerio Público Federal por presunto fraude en los fondos de pensiones de destacadas compañías estatales, bajo la sospecha de haberse asociado a ejecutivos vinculados al Partido de los Trabajadores (PT) y al Movimiento Democrático Brasileño (MDB), indicó un fiscal con conocimiento directo del caso.

La investigación, publicada hoy por el diario Folha de S.Paulo, alega que Guedes gestionó de manera irregular 1.000 millones de reales inyectados por fondos públicos de pensiones en sus vehículos de inversión a partir de 2009.

Los fiscales investigan la decisión de invertir en una compañía en la que Guedes era el accionista controlador, junto con decenas de millones de reales en pagos realizados como honorarios por discursos a desconocidos usando parte de este dinero, señaló el fiscal, confirmando el reporte de Folha.

Esta es la primera vez que un miembro del círculo íntimo de asesores de Bolsonaro se ve afectado por una gran investigación por fraude. A menos de veinte días del ballotagge entre el candidato petista Fernando Haddad y el ultraderechista la investigación cobra especial relevancia al tener en cuenta que el exmilitar supo levantar la bandera de la corrupción como uno de los ejes centrales de su campaña electoral, y hasta el momento Guedes era el elegido para liderar el ministerio de Economía.

De todas formas, Bolsonaro, que se reunió por vez primera con Guedes el año pasado, no está acusado de ninguna irregularidad. Citando documentos judiciales, el periódico dijo que Guedes trabajó presuntamente con ejecutivos de fondos de pensiones con fuertes lazos con el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), cuyo candidato Fernando Haddad será el rival del ultraderechista Bolsonaro en el balotaje del 28 de octubre.

El documento al que tuvo acceso el diario asegura que el supuesto fraude afectó a siete fondos públicos de pensiones, destacando los de la compañía petrolera con participación estatal Petroleo Brasileiro SA, en el Banco do Brasil , en la entidad estatal Caixa Economica Federal y en el servicio postal.

Un representante de Bolsonaro, cuya campaña está fundamentada sobre un mensaje contra la corrupción y el crimen, no respondió de inmediato a una petición de comentario. Tampoco fue posible contactar con Guedes ni con los fiscales.