Tras denuncia, CFE se compromete a reparar granja solar en Oaxaca

·2  min de lectura

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oax., febrero 4 (EL UNIVERSAL).- Representantes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), se comprometieron este jueves a dar mantenimiento constante a la granja solar que se construye en Santa María del Mar, comunidad ikoots perteneciente al municipio de Juchitán que lleva más de 10 años sin energía eléctrica. Esta respuesta se da justo una semana después de que autoridades agrarias y municipales de esa población en el Istmo de Tehuantepec realizaron una denuncia pública y se manifestaron frente a las oficinas de la CFE, en la ciudad de Oaxaca, donde colocaron en la entrada del edificio pancartas con consignas contra al director de esta empresa federal, Manuel Bartlett Díaz.

Durante una reunión que se llevó a cabo en la explanada del pueblo de Santa María del Mar este 4 de febrero, con la presencia de las autoridades, habitantes y los funcionarios, la empresa paraestatal se comprometió a que en el mes de mayo entregarán finalmente la granja solar, para la cual se han invertido 45.3 millones de pesos, aportados por el Programa de Infraestructura del INPI. La construcción consiste en una granja solar de 273 paneles, con una capacidad para genera 2 mil 072 KWh, y en caso de alguna falla técnica, la autonomía de las baterías del sistema podrá suministrar energía eléctrica durante todo un día.

Además, se construiría una microred que comprende la instalación de 88 postes, con 2.2 kilómetros de circuito de media tensión y 25 transformadores, que beneficiarían al 100% de la comunidad. La CFE detalló que para la conclusión de esta obras se realizará el relleno de la zona erosionada por el viento, y se plantará vegetación para que esto no siga ocurriendo sobre la tierra, además de realizar constantemente mantenimiento de todo el equipo que se instalará para brindar luz a 300 familias.

Los funcionarios realizaron un recorrido en el parque solar para verificar las denuncias que presentaron las autoridades de esta comunidad el pasado 28 de enero, sobre la tierra erosionada por los fuertes vientos de la región alrededor de la base donde se colocaron las celdas solares, y en la que además señalaron que la empresa no ha cumplido con el pago de los salarios de sus trabajadores. En la supervisión sobre las denuncias del proyecto de la granja solar en Santa María del Mar que se llevó este día participaron: Eduardo Reynoso León, gerente de División Distribución Sureste; José Carlos Paredes Aquino, Jefe de la Unidad de Electrificación CFE México; Adalberto Sánchez Aguilar, Superintendente de la CFE zona Tehuantepec; Vladimir Ortiz Sánchez, director de Infraestructura del INPI; y Juan José García Ortiz, representante estatal de esta dependencia federal.